¿Bueno o Malo?

08_2014_bien_malLo interesante de esta pregunta es que la respuesta puede ser tan versátil como las respuestas que podemos encontrar cuando estamos buscando en Google.

Aunque es una de esas preguntas la cual nos hacemos todos los días, consciente o inconsciente, no es menos cierto que el proceso de buscar la respuesta correcta es una que consume gran parte de nuestras vidas.

De hecho, es la primera pregunta que nos viene a la mente cuando vamos a tomar una decisión trascendental o simplemente cuando alguien nos está comentando alguna situación o nos narra una historia que les ha sucedido.

Libros, películas, filosofías, religiones, dogmas, Universidades y/o culturas enteras se han creado alrededor de esa pregunta y al día de hoy siguen sin respuestas.

Algunos alegan que si; que existe el mal y el bien; y viven sus vidas estrictamente condicionados por esa filosofía.

A su vez, están aquellos que siguen al pie de la letra las leyes científicas y lo que se ha comprobado, aunque eso cambie en un futuro cercano con nuevos hallazgos.

maxresdefaultPor otro lado, están aquellos que argumentan convincentemente que todo lo que nos sucede a diario, ya está escrito en el libro de una “conciencia superior”, que solo nos observa como nos desenvolvemos en el supuesto y alegado “libre albedrio”, que nos conceden a los que viven en esta existencia.

También, están aquellos que indican que la vida es solo una “ilusión”, que cada cosa que nos sucede es una consecuencia de las decisiones que tomamos en el pasado y por ende, es el resultado de la libertad que tenemos como seres de luz.

A su vez, siguiendo esa misma línea de pensamiento, escuchamos a los que plantean que somos un “espíritu viviendo una experiencia humana”, y que por ende, lo que nos pasa en esta vida (existencia), solo son lecciones que debemos de aprender para que cuando regresemos a nuestra “próxima vida” no repitamos la misma.

De hecho esa última línea de pensamiento, indica que todos aquellos que los rodean de alguna forma u otra son parte de nuestra vida pasada y que reencarnamos como colectivo, ya que no hemos “quemado”, “pagado” o no hemos “soltado” ese “karma” que ata nuestras vidas.

Todas-las-cosas-que-hay-en-la-naturaleza-son-o-cosas-o-acciones-Ahora-bien-el-bien-y-el-mal-no-son-cosas-ni-acciones-Luego-el-bien-y-el-mal-no-existen-en-la-naturalezaSea cual sea la creencia, filosofía o forma de vivir, la cual usted ha decidido poner como su norte, lamento informarle que ninguna tiene la respuesta correcta.

El poder llegar a una conclusión absoluta de quien, quienes o cual tiene la verdad absoluta e infalible, es una de las grandes mentiras que como sociedad hemos engendrado.

Por un momento tratemos de desprendernos de nuestras creencias filosóficas y responsamos a las siguientes 10 preguntas con una simple palabra, si está bien o está mal. Aquí las preguntas:

¿Es beneficioso tener sexo antes del matrimonio?

¿Debemos como sociedad estar segregados racialmente?

¿Las mujeres deben de tener siempre menos derechos que los hombres?

¿Debemos como sociedad tener el derecho de quitarle la vida a alguien que no aporta a la misma?

¿Es correcto el poder ayudar a una persona críticamente enferma en su eutanasia?

¿Debemos de tener el derecho de clonar células que nos ayudarán a genéticamente crear nuevos órganos?

¿Debemos de ceder nuestros derechos de privacidad para que el mundo sea uno más seguro?

¿Es necesario el que sigamos creando abundancia en unas partes del mundo y perpetuando la pobreza en otras?

¿Debemos de depender de una sola fuente de energía como lo es el petróleo, cuando el sol, el viento y el mar son infalibles?

¿El dogma que practicamos es el correcto, y todos aquellos que practican algo diferente tendrán que ser juzgados por el que rige mi dogma, no el de ellos?

Las respuesta a estas, aunque simple preguntas dependerá muchísimo de factores externos, internos y ajenos a nosotros.

En momentos determinados en la historia de la humanidad cada una de las respuestas a cada una de estas preguntas ha variado.

Hemos visto como en momentos históricos las mayorías han tenido un apoyo incalculable de parte de la sociedad, en donde se han realizados injusticias en nombre de una “verdad”, y hasta convirtiéndolas en “leyes” por cual la sociedad debe de regirse.

Sin dejar a un lado que esto significara la degradación de un porcentaje minoritario de la humanidad y la exclusión absoluta de su realidad, solo porque en ese momento beneficiaba a una mayoría. Aunque no es menos cierto, que también las minorías se han equivocado muchas veces.

¿Cómo es posible que como sociedad tengamos la habilidad de ir desde tener la verdad absoluta, hasta renegarla y negociarla?

La conclusión de lo que es bueno y que es malo, dependerá grandemente de miles de factores. Entre ellos está el lugar en donde nacimos; quiénes fueron las personas que nos criaron, quienes fueron esos seres que nos influenciaron; la música que escuchamos; los libros que leímos; los programas televisivos; quienes fueron nuestras amistades; los sucesos internacionales que marcaron nuestra manera de ver el mundo; los protagonistas, personajes y sucesos que nos impactaron; el día y la hora en que fallamos; y en que fase la luna estaba ese día; entre otros factores.

jew-christian-islam-muslim-judaism-jpgQue tal, si nos detenemos y nos damos la oportunidad de ver el arco iris de posibilidades, en donde nos permitimos explorar nuevos horizontes, jamás antes pensado.

Que tal, si nos damos permiso para expandir nuestra visión, y nos permitimos experimentar nuevas experiencias que jamás hubiésemos estado expuesto.

Que tal, si comenzamos a entender, que no hay una respuesta correcta, y mucho menos una respuesta buena o mala.