Solo los rebeldes cambian al mundo

AAEAAQAAAAAAAAixAAAAJDQyMzUxNGZhLTc3ODctNDljZS1iM2FlLTZhNGNjMWNkNjhlNA

“Solo los rebeldes cambian al mundo”

…fue la frase cautivó nuestra atención y la que causó que nos sentáramos a escribir.

La frase la que utilizó la joven Domi Kantor quien tiene Síndrome Down y quien a revolucionado las redes sociales con un video en donde nos recuerda que el mundo es un oasis de aventuras diarias.

Con la ayuda de un amigo, la mujer nacida en Argentina se propuso en lograr algo que jamás hubiese imaginado que podría hacerlo, y mucho menos su familia y era el poder llegar de un lugar a otro sin la ayuda de nadie.

Esta joven tuvo la oportunidad de enfrentar uno de sus grandes desafíos personales, el ser auto suficiente en un mundo en el que duda y no cree que eso sea posible.

Su primer reto era el “autograbar la experiencia para dar un mensaje al mundo, sin guiones ni efectos, sin actores, sin camarógrafos” que el hacerlo es realizable.

Esto es un punto muy importante ya que ella nos comenta que los familiares son los primeros en sobre protegerlos y no confiar en que ellos pueden hacer las cosas que los demás hacemos.

Ella enfatizó en ese pedazo del video como lo más importante en que ellos puedan lograr conquistar los retos que enfrentan a diario, es e que esos que los aman confíen plenamente en ellos y los dejen experimentar.

El segundo reto era como poder viajar sola por primera vez en el tren en Argentina montándose en un lado de la ciudad y llegar sin ayuda de nadie a su casa, lo nunca había realizado.

En la grabación todos somos testigos de las diferente emociones que experimentó en el proceso de conquistar esta hazaña.

Desde la emoción de realizar que lo estaba haciendo, la sorpresa de estar sentada al lado de personas extrañas y que ella estaba experimentando sus mismas realidades, hasta las lágrimas que salieron de sus hermosos ojos, en el momento en que realizó que lo imposible se había convertido en una realidad.

La parte que fue más emocionante y la que más nos llenó de alegría fue en el momento en que llamó a su amigo al salir del tren y no le contestó, lo cual la impulsó a ella a que continuara su travesía sola hasta llegar a su hogar.

Ella no solo se ha convertido en un ejemplo a emular en su país, sino que su mensaje está calando hondo en la mente, el alma y en la conciencia de todos aquellos que alguna veces no reconocemos las pequeñas conquistas que superamos en el diario vivir.

Que tal si de ahora en adelante en vez de ver condiciones, vemos posibilidades.

Que tal si comenzando en al terminar de leer esto tomamos unos minutos para reconocernos, saborear las pequeñas conquistas que hemos logrado.

Que tal si de ahora en adelante en vez de estar preocupándonos por los demás, brindamos una confianza genuina y desprendida de condición alguna a aquellos que nos rodean.

Que tal si comenzamos a realizar que todos los que estamos en esta existencia vivimos las mismas realidades, con la única diferencia que tenemos unos zapatos diferentes.

Que tal si tomamos la ruta de la rebeldía y nos atravemos a cambiar nuestro mundo.