El efecto multiplicador de la ignorancia

Efecto multiplicador 2

Hay un refrán muy antiguo que dice que “no hay más ciego que el que no quiere ver”.

La inmensa mayoría de las personas entendían que su aspiración era solo una broma, que era parte de la propaganda que por décadas nos tenía acostumbrados a todos, solo para llamar la atención.

Hasta fuertes rumores hubo, que todo era solo otro montaje para darle publicidad a un nuevo programa de “reality” que estaría lanzando.

Algunos vieron su candidatura como una broma de mal gusto, o que simplemente era otro de esos candidatos que se lanzaban al ruedo político con intenciones ocultas, solo para conseguir exposición gratuita para catapultarlo.

Por su parte, los seudo “expertos” y “politólogos” se burlaban de “él” abiertamente y hasta le daban solo unos meses, antes de que vinieran los “verdaderos” políticos y lo desplazaran.

Luego de un año de haber anunciado su candidatura, hoy es el candidato oficial del partido que le dio la confianza a Abraham Lincoln para dirigir los destinos de los Estados Unidos de América.

No sin antes mofarse abiertamente de los otros candidatos, insultar a sus esposas y familiares, hacer expresiones homofóbicas, xenofóbicas, racistas, sexistas y a su vez, marginar a los medios de comunicación, por medio de la intimidación directa e indirecta de “él”, sus empelados y seguidores.

Ante este panorama tan desgarrador de la humanidad, nos preguntamos ¿quién tiene la culpa de que esto sea una realidad?, la respuesta es una fácil de contestar.

De acuerdo con la empresa mediaQuant quien se dedica a medir la publicidad paga y no paga en los medios de comunicación en los Estados Unidos, solo durante el 2015, el candidato del Partido Republicano tuvo el año pasado un total de mil millones ($1 billón) de publicidad no pagada.

Las mismas, de forma negativa y positiva, la cuales van desde las entrevistas, cobertura de sus conferencias de prensa, segmentos de comedia, noticieros (radio y tv), artículos de prensa, revistas, menciones en los programas de radio y tv, blogs, menciones en las redes sociales, memes, fotos montajes, entre otras.

Para que tengan una idea, tan solo en las cadenas televisivas ABC, NBC y CBS, tuvo un total de $23.4 millones en publicidad gratuita, de acuerdo a la revista Times.

Sin perder de perspectiva que su campaña solo invirtió unos $10 millones en publicidad paga en ese año.

En el mismo artículo Richard Skinnes quien estudia como se invierte el dinero en la política para la Fundación Sunlight indicó que “antes de ser candidato, él era una celebridad, algo nunca antes visto en la carrera a la presidencia de los Estados Unidos. Su reconocimiento o su “branding” puede ser comparado con el de un presidente que está en funciones, quien genera publicidad gratuita diaria por su puesto”.

Así que los medios de comunicación han creado un monstruo que no saben que hacer con “él”.

Pero ellos, no son los únicos responsables de esto, ya que la culpa debe de ser compartida con usted, si usted que está leyendo esto.

¿Quiénes han sido las personas que han puesto noticias sobre esta persona en las redes sociales? y ¿quiénes son las personas que mencionan su nombre y hablan mal de “él”?.

Adolfo Hitler indicó en una entrevista luego de haber llegado al poder “que buena suerte tienen los gobiernos que las personas no razonan” y fue por esa razón que sus políticas fueron basadas en la premisa “que la mayoría de los individuos son conformistas y que no piensan por si solos”.

Esto fue uno de los pilares que utilizó este dictador para crear su propaganda con la intención de manipular y llevar una comunicación diseñada y manipulada a una simple conclusión, sin espacio para la misma ser considerada minuciosamente.

A esto le añadimos que su propaganda era de un solo lado, era blanco o negro, todo o nada, así de simple, no daba espacio para los grises.

Nos preguntamos si esto que les exponemos de casualidad ¿tiene algún parecido a esa persona que ustedes promocionan? ¿pueden ver como sus comunicaciones son de un solo lado? ¿ven claramente cómo no da espacio a los grises y al pensamiento crítico? ¿se dan cuenta cómo repite sus mentiras? ¿cómo descarta con facilidad al ser confrontado con evidencia? ¿cómo desvía la atención de preguntas inteligentes para contestar y repetir lo que el quiere que la gente escuche?.

El Ministro de Propaganda de los Nazis tenía como estrategia el de “si dices una mentira lo suficientemente grande y la continuas repitiéndola, las personas eventualmente se la creerán”.

Que tal si en vez de ser manipulados por quienes desean controlarles, comienzan a utilizar su pensamiento crítico.

Que tal si en vez de estar criticando, hacemos un detente y realmente analizamos lo que dicen, y vemos si tiene sentido, si tiene algún beneficio directo a nuestra vida o a la sociedad que pertenecemos.

Que tal si hacemos un detente y le damos importancia al futuro de la humanidad, ya que si no lo hacemos, perpetuaremos el efecto multiplicador de la ignorancia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s