¿Cuán relevante soy?

1*TioaFrZvRCN860QwqHzR6Q

Esta es la pregunta que mas se hacen las personas directamente en su subconciente, cada vez que entran a Facebook, Instagram, Twitter y Periscope a ver cuantos “likes”, “corazones” o “retweets” tienen la información que subieron.

Para algunos se ha convertido una obsesión, para otros es como miden el éxito su vida. Si, así como lo está leyendo, ya los tiempo en donde el éxito se medía por los méritos de los esfuerzos y los resultados están en peligro de extinción.

Los últimos estudios realizados del impacto que las redes sociales están teniendo en la sociedad es alarmante. Estos hablan de cómo se ha trastocado la sociedad como se conocía, no solo en la manera que nos comunicamos o relacionarnos, sino en como se ha distorsionado lo que entendíamos que era la realidad.

Esa misma distorsión, la cual fue predicha por muchas películas de ciencia ficción en Hollywood en los años 70 y 80, hoy es nuestra realidad.

Es alarmante como no nos estamos dando cuenta de cómo la necesidad de ser relevante se ha estado anteponiendo a la esencia de nuestra humanidad, hasta el punto que se podría decir que ha puesto en duda nuestra existencia como especie.

En la sociedad en la que vivimos hoy día el ser relevante se ha convertido es una prioridad. Ha facilitado que la realidad sea manipulada para convertirse en una necesidad inadecuada.

En ese proceso de distorsión autoinfligida, se ha desarrollado una nueva droga, necesaria para sobrevivir en la era de la tecnología, la cual curiosamente no se ingiere físicamente, sino que es estimulada cibernéticamente y recibida por las neuronas del cerebro.

Vemos como en tan solo diez años las redes sociales y los buscadores de información han documentado más de la sociedad que los miles de años anteriores.

Hasta las celebridades se han diversificado al punto en que aquellos que exponen sus vidas por medio de las canciones, en videos en Youtube o simplemente el blogs, se convierten en millonarios instantáneos.

Curiosamente son esos seguidores los que se transforman en adictos de la inmediatez y el contenido de los dramas de los demás, para así zacear su nueva adicción de saber más detalles de lo efímero, para así justificar el que no sientan su realidad.

El seguir los melodramas de esos, que están lejos de la cotidianidad, es más divertido que vivir una vida en donde las decisiones pesan, las consecuencias marcan y los días son interminables.

Por otro lado, la necesidad inalcanzable de llamar la atención y ser relevantes los ha llevado por caminos vacíos de verdades y de mucho contenido escéptico.

El llenar un vacío de reconocimiento, los ha llevado a decir desde en donde están, con quien andan, que hacen y que no hacen, lo que les gusta, lo que no desean, con quien se han envuelto sentimentalmente, a especular sin conocimiento, lo que creen y que desaprueban vehementemente, que ven, que comen, que beben y hasta en donde desean pretender que están.

Hace aproximadamente una década atrás en momentos en donde la comunicación no estaban tan prostituida, existía justificadamente un hambre de experimentar con la innovación para allanar nuevos rumbos inexplorados.

Pero esas mismas estimulaciones de exploradores, por alguna extraña razón en el proceso desvirtuaron el sentido de la humanidad y el significado de la conectividad.

Que tal si en vez de continuar viviendo en una farsa constante en donde ponemos lo que deseamos pretender, nos convertimos en retransmisores de la verdad de nuestro ADN.

Que tal si en vez de ver el mundo por los ojos de los que puedan, enfocamos esas mismas energías para poder vivirlas en carne propia.

Que tal si en vez de poner todo los esfuerzos que lleva el ser relevante, nos olvidamos del que dirán y nos enfocamos en identificar y amplificar lo que sentimos.

Que tal si nos detenemos y nos preguntamos quien es el relevante en la vida en que la se supone que esté manejando y viviéndola yo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s