Me perdí en el camino

1*zjiH2fZmPykdr_UD7LzBPg

Muchos de nosotros nos hemos hecho alguna o todas estas preguntas en algún momento…

¿estamos en el camino correcto?

¿tomamos la decisión correcta?

¿lo que estamos haciendo ahora, nos está acercando a donde deseamos estar o nos está alejando?

¿será posible que esto que nos está sucediendo, es lo que debe de estar sucediendo?

¿estamos perdido o es que no vemos el camino?

¿en que momento me perdí?

¿será esto lo que me depara en mi vida?

¿es lo que me está sucediendo, lo que atraje?

¿vale la pena lo que estoy haciendo?

¿por qué siento que sigo en el mismo lugar?

Aún no hemos encontrado a alguien que haya encontrado todas las respuestas a cada una de estas preguntas. Pero no debemos de perder de perspectiva, que el contexto y el momento en que nos preguntamos las mismas no será el mismo.

También no consideremos que las variables de las circunstancias en la etapa en la que nos encontramos en ese momento, nos llevará a una infinidad de respuestas.

Otro denominador común, es que no importa las preguntas, o las circunstancias, la consistencia de sentirnos perdidos en nuestra existencia es real e inquebrantable.

Es ese sentimiento que nos arropa, ya sea una ves en semana, a veces a diario y hay otras veces que es solo una vez en un trimestre, el que mueve nuestra aparente comodidad existencial.

Hay gente que relaciona o distorsiona el “perderse” con las frases como… “me perdí en tu mirada” o “me perdí en el silencio de tu belleza”, que en ese caso no es perdido que uno está, sino aturdido, que es la palabra que mas describe el estado de amor que rodea los mismos.

Lo importante aquí no es si te sientes perdido o no, si tienes el “compás dañado” o si perdiste el “mapa de tú vida”, sino primero el poder ver claramente que “el tiempo como un don sagrado y que cada día es una pequeña vida” como nos dejó dicho Stevens.

Ese es uno de los pasos para recobrar el norte de nuestra existencia. Si, el tiempo, ese es uno de nuestros mejores aliados, de hecho no se han preguntado el ¿por qué lo mal gastamos? ¿por que no nos percatamos que es un aliado, en vez de un enemigo? ¿por qué peleamos con algo, que nos da el espacio a entender el plan maestro? ¿por qué no negamos a ver lo imposible, posible? ¿por qué no silenciamos nuestra mente, dejamos a un lado todo el ruido innecesario que nos rodea?.

Sencillo, porque entendemos que el tomarnos el tiempo para buscar las respuesta s es una perdida de tiempo. Entendemos que aquellos que lo hacen son nos tontos aburridos que no tienen mas nada que hacer. Buscamos excusa tras excusa para no hacernos responsables de nuestra vida.

Creemos que tomarnos el tiempo para ver lo aprendido, no es necesario. Llegamos al punto de emborracharnos de la ilusión que sabemos hacia donde vamos y que no necesitamos nada más.

Entendemos que el aislarnos de la aventura de vivir, no es necesario. Nos olvidamos que tenemos la capacidad de ver los desvíos de la ruta que nos han enseñado otras perspectivas, y las que nos han permitido experimentar nuevas emociones.

Que tal si hacemos un detente a estar enjuiciándonos de lo que supone que seamos, y nos nutrimos de los que somos.

Que tal si en vez de estar preguntándonos ¿en que momento nos perdimos? hacemos un detente consciente y nos concentramos en una sola cosa que el científico Stephen Hawkings nos dijo una vez, que tal si “cada uno desde el lugar en que se encuentre debe hacer lo mejor posible”.

Que tal si descentralizamos nuestro egoísmo histriónico y nos concentramos en “sacar las enseñanzas de la vida cotidiana, observando y meditando lo bueno de cada instancia” como decía Alicia Beatriz Angélica Araujo.

Que tal en vez de sentirnos alegadamente perdidos en la vida, ponemos nuestro enfoque y energías en el “final del camino de la vida, en donde no te preguntarán “que tienes”, sino “quien eres” y en la respuesta que darás”, es lo que nos preguntó René Juan Trossero.

Que tal si detenemos la percepción de que estamos perdidos y la sustituimos con que estamos en donde necesitamos estar, para vivir a plenitud.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s