Las 7 cosas que puedes hacer mientras esperas

25155163-Young-Group-Of-People-Sleeping-On-Chair-In-A-Waiting-Room-Stock-PhotoNuestra acostumbrada puntualidad en su inmensa mayoría del tiempo nos brinda la oportunidad de tener unos minutos mientras esperamos.

En una de esas recurrentes esperas que tenemos una persona nos dio una mirada como si fuéramos extraterrestres, ya que estábamos trabajando una presentación en la computadora.

Luego de unos minutos de estar mirándonos y su lenguaje corporal dejándonos saber que estaba loco por decirnos algo, nos preguntó que estábamos haciendo. Le comentamos que estábamos aprovechando el momento que teníamos para adelantar una presentación que teníamos la semana entrante.

waitlist-control-groups-suck-waiting-roomUn poco sorprendido nos preguntó que si éramos así de ordenados para todo y le contestamos que en el tiempo que llevamos trabajando nos hemos percatado que entre reunión y reunión sentado en las oficinas de nuestros clientes estábamos una cantidad de minutos sin hacer nada.

Le comentamos que hicimos una prueba informal por espacio de un mes y nos percatamos que estábamos teniendo entre 1-3 horas semanales en ese tiempo de espera, y que eso se podía resumir entre 4-12 horas mensuales.

De momento la persona se hecho hacia atrás y tuvo un suspiro, hizo una pausa y nos comentó que jamás se había puesto a pensar en ese detalle.

Dado a ese encuentro que tuvimos pensamos que sería prudente dar unas cuantas alternativas a que podemos hacer mientras estamos esperando para una reunión, aquí algunas sugerencias.

depositphotos_25727505-Business-working-while-waiting1. Organizar la agenda de la semana

Es una gran oportunidad que tienes para poder poner en perspectiva las citas que tienes para esa semana y analizar que necesitas para cada una de ellas (documentos, informes, tablas comparativas, etc.).

También tienes el tiempo para confirmar algunas de las citas, que no se hayan confirmado aún. A su vez, te da la oportunidad de verificar el estatus de algunos de esos trabajos que tengas que entregar y que hayas delegado en alguien del equipo de trabajo o podrás revisar algún documento que le hayan enviado.

2. Hacer una listas de las cosas que están pendientes

Algunas veces aunque tenemos la agenda digital, la tableta y la computadora interconectadas, aún así hay cosas que se nos olvidan. Es por esto que es un buen momento el de poner en el teléfono inteligente una nota digital de esas cosas o si eres como algunas de nuestras amistades, saque la libreta y el bolígrafo y anótelo.

3. Aproveche y Lea

Ya sea una revista que está en el vestidor en donde está, un buen libro que está digitalmente accesible a usted o simplemente tiene una revista o un libro a la mano que se llevó en su maletín, aproveche y lea.

El leer en momentos en que estamos esperando es lo que miles de personas que viajan en trenes hacen, aprovechan esos minutos para ponerse al día con documentos profesionales o simplemente para el disfrute personal.

4. Adelantar una Presentación

No se ustedes, pero algunas veces las presentaciones toman largas horas en lo que posicionamos el contenido, encontramos las tablas que deseamos poner, esperamos a que la información solicitada nos llegue para poder integrarla o simplemente como nosotros que a su vez nos tomamos la libertad de diseñar las mismas.

El hacer todo eso en un solo día puede ser tedioso, lleno de mucha angustia, desesperación y hasta traumático para algunos.

Aunque tengamos todo esto en cuenta, aún si lo dejamos para el último momento, en donde nos añade más estrés de lo que tenemos, se nos alteran los tiempo en donde cerramos los ojos, los hombros comienzan a apoderarse de nuestro cuerpo, seguido por los nervios quienes comienzan a apoderarse de lo que sentimos, llevándonos a tal punto que para recuperarnos nos cuesta unas cuantas semanas.

Es por eso que lo ideal es que tengamos un mas o menos de cuando será la presentación, que calculemos y seamos realistas cuanto tiempo le podemos dedicar a realizarla, y el que nos comprometamos a hacer lo que haya que hacer, sin sacrificar nuestra tranquilidad que cuesta tanto, para terminarla.

5. Conectarse

No, no estamos hablando de conectarse a las redes sociales, sino que estamos hablando de la conexión humana, de esa que nos llena el alma. Que tal si se conecte con algún ser querido, amistad y/o aquellas personas con la que hace tiempo no tiene una comunicación.

La comunicación en estos días puede ser desde una llamada telefónica, un texto, o hasta por aplicaciones WhatsApp o Skype. El hacer esto nos ayuda a nutrir nuestra alma y nuestra parte humanidad.

6. Contestar correos electrónicos

Hace poco estábamos en un almuerzo con un cliente y de momento nos comentó que tenía un total de 252 correos electrónicos que no había leído aún y que eso era solo desde que dejó de leerlos el día anterior al medio día.

De hecho, un estudio internacional que realizó The Radicati Group señaló que el promedio de correos electrónicos que recibe un profesional diariamente es de 125. Que tal si utilizamos el tiempo que estamos esperando para revisar, organizar, contestar y borrar muchos de esos correos electrónicos.

Sabemos que con el “e-marketing” nos llegan cientos de ofertas que en la inmensa mayoría del tiempo no nos interesa y que no añaden valor a nuestro diario vivir.

Que tal si comienzas a depurar esos email que no añaden valor y comienzas a sacar correo de esas listas. A su vez, que tal si comienzas a establecer unos periodos de tiempo durante el día en donde solo te dediques a ver y contestar emails.

Recientemente la revista Forbes indicaba que los empresarios más exitosos algunos delegan en otras personas a que abran sus correos y los depuran y en otros solo abren sus correo dos veces al día, de esa forma concentrándose en otras áreas del negocio durante el día.

7. Diario de Cosas Buenas

Vivimos en un mundo que nos empuja a estar en varios canales a la vez, por ende sobre estimulando la mente y como consecuencia cargándonos de estrés que no nos pertenece, entre otras consecuencias que esto trae.

Una de las cosas más efectivas para mantener una actitud positiva que no solo los grandes “gurus” de la era moderna del positivismo han impulsado por años, sino que ya hay estudios que han comprobado que es algo que funciona y es el llevar un diario de cosas buenas que nos pasan durante el día.

Unos lo llaman el “Diario de las Bendiciones” otros lo llaman el “Libro de las Cosas Buenas”, no importa el nombre que le deseen poner, el ejercicio es uno sencillo y muy poderoso. El mismo consiste ya sea en la mañana o en la noche, como la persona se sienta más cómoda de hacer, y es pensar en todas las cosas buenas que uno tiene en ese momento.

Por ejemplo, tenemos un techo en donde dormir, tenemos acceso a comida que nos nutren y que nos gusta, tenemos un trabajo que nos permite vivir de la manera que vivimos, tenemos una salud que aunque no es la ideal, no tenemos mayores complicaciones, etc.

Siguiendo esta guía básica y la cual se puede ampliar y modificar al gusto de la persona, lo que hace primero que todo es que nos recuerda todas esas cosas que tenemos y que nos facilitan nuestra vida diaria.

Segundo, nos estamos enfocando en lo que tenemos y no en lo que nos hace falta o lo que quisiéramos, esto adiestrando a la mente en enfocarse en las cosas que añaden valor y no en la carencia, que nos lleva directamente al camino de la amargura y la depresión.

Por último, nos da un espacio en donde analizamos detenidamente el día, las bendiciones o las cosas buenas que tenemos y nos brinda la oportunidad de ser agradecido y nos pone en perspectiva lo agraciado que debemos de ser ya que tenemos más “riqueza” que el 75% de la población del mundo.

Que tal si de ahora en adelante vemos los periodos en donde estamos esperando como grandes oportunidades para ser mas productivos, adelantar aquellos que tenemos atrasado y por su puesto, una forma sencilla de conectarnos con nosotros mismos y con el resto de la humanidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s