Yo soy parte de la solución

El filósofo Aristófanes decía “En las adversidades sale a la luz la virtud” y creo firmemente que este es el caso de quienes nos consideramos hijos del archipiélago llamado Puerto Rico.

antillasmayoresLa tercera isla más grande de Las Antillas mayores está en un momento de transición en pleno siglo 21 y curiosamente tod@s, y enfatizo tod@s, somos parte de alguna forma u otra de esta transición.

No importa si vives actualmente en algún rincón de la tierra que los Taínos llamaron su hogar, si estás afuera o de esos que se consideran parte de, aunque no hayan nacido aquí pues tienes la mancha de plátano que fue impuesta por sentirte Boricua, hoy más que nunca tod@s tenemos una responsabilidad vicaria.

La misma es una simple, en estos momentos ya no necesitamos más personas diciendo lo chavado con J que está la isla o comentarios como “por eso mismo fue que me fui”.

Continúan diciendo que “esto (refiriéndose a PR) es una soberana basura”, que no se explican cómo personas pueden vivir allí. Indican que es imposible vivir con las calles tan sucias y con personas que no respetan las reglas de transito; que cómo se puede manejar sin el encintado que falta en las principales avenidas que desaparecen como un acto de magia.

Otros indican que no se puede vivir aquí en donde las personas que van a las playas dejan la basura; en donde no se puede salir por las noches ya que te asaltarán y por último, en donde somos una maldita colonia maltratada de segunda categoría que tiene derechos selectivos.

En estos momentos no necesitamos de esos que creen que “la culpa es huérfana” y que todo lo que sucede es culpa de esos “políticos corruptos que se perpetúan en el poder”.

summer-vacation-destination-puerto-ricoCuriosamente todos llaman patria a ese pedazo de tierra lleno de montañas, valles, desiertos y playas que tanto critican, pero cuando tienen la oportunidad de decir algo negativo del mismo, no pierden la oportunidad.

Es como si tuvieran un odio escondido que no han podido manifestar por generaciones, es como si tuvieran una riña a muerte con ese pedazo que de alguna forma u otra los conecta con quienes son.

Comparan lo único que conocen con lo poco que han visto y en algunos casos por lo que han visto por la caja del cable tv. Hacen prolongadas comparaciones desde la perspectiva de una ignorancia atrevida, sin sentido y coherencia, pero con una seguridad envidiable.

Pero, esos mismos, en momentos de gloria del archipiélago, se ponen la mano en el corazón, despolvan la mono estrellada y dicen con el pecho inflado que son Boricuas.

No se han dado cuenta que la percepción es manipulada a diario por los medios de comunicación, que hacen una excelente labor y que la realidad es la que uno quiera ver.

Puerto-Rico-Parade-2010Por su parte, es curioso como aquellos que viven en la diáspora se creen las percepciones que el barco (PR) se está hundiendo y que la única opción es salir corriendo.

Hoy deseamos hablarles directamente a esos que hemos descrito anteriormente, a esos que deberían de escoger renunciar al derecho de ser Puertorriqueño.

Primero, ustedes son la minoría. En la interacción diaria con miles de personas en y fuera del territorio que mide 118 x 52 vemos como seguimos cosechando éxito tras éxito en temas como lo es la ingeniería, deportes, ciencias, leyes, entre otros. La mayoría de las personas que creen y que invierten en su patria están ocupados haciendo algo al respecto y luchando por un mejor mañana.

Segundo, una de las cosas más fáciles que podemos hacer es criticar, tirar la toalla, lanzar lodo en momentos de incertidumbre y poner en entredicho todo aunque no sepamos lo que estamos hablando.

No escuchamos luego de la “crítica constructiva” (la cual no existe, ya que una crítica es eso mismo, no importa le pongas un apellido) soluciones reales, pensamientos lógicos, ideas innovadoras de como resolver lo que están señalando.

Tercero, ¿qué tal si en vez de estar utilizando el tiempo en poner en las redes sociales las cosas malas que están sucediendo, dejan de estar perdiendo el tiempo y comienzan a ocuparse de crear, de estimular, de crecer como seres humanos y como sociedad? ¿Qué tal si utilizan el tiempo en ayudar, exponer y resaltar todas las cosas buenas que puedan? ¿Qué tal si ocupan su ingenio en desarrollar nuevos modelos que puedan crear empleos, expandir el conocimiento, o impactar a miles o a solo algunos?.

Cuarto, ¿qué tal si reclutamos a por lo menos una persona que se una a este ejercicio para que lo único que haga es poner cosas positivas que están sucediendo en su alrededor que tenga que ver con un Boricua?.

Quinto, ¿qué tal si dejamos de ser los que crean la discordia y el desasosiego y comenzamos a movernos a una nueva mentalidad que desea crear hoy el mejor mañana de nuestro país?.

Sexto, ¿qué tal si en vez de ser los villanos, nos convertimos en Agentes de Cambio y de sembradores de esperanzas?.

El teólogo francés Fénelon decía que “Los más insolentes en la prosperidad son en la adversidad los más débiles y cobardes; doblan la cerviz en faltándoles la autoridad, y se les ve tan abatidos como se les conoció soberbios; en un momento pasan de un extremo a otro”.

(HR) Angel Garcia-Rivera plays on the conga with other drum players in an impromtu jam session during the festival singing traditional puerto rican songs.  (At left in red is Gil Nava.) Despite a mid-afternoon downpour with some hail, folks enjoyed the Taste of Puerto Rico festival that was held for the first time in Central Park at Stapleton.  The event has been going on for 15 years.     Helen H. Richardson/The Denver Post
Helen H. Richardson/The Denver Post

Es en las grandes adversidades en donde naciones, pueblos enteros e individuos se han crecido y han demostrado que lo imposible es posible.

Hoy les invitamos a que aunque “la cometa se eleva más alto en contra del viento, no a su favor” como decía Winston Churchill, no nos rindamos y afrontemos esta situación como en el pasado lo hicieron nuestros ancestros, con valentía, responsabilidad y con resiliencia.

Por último, convirtámonoslo en entes transformadores con una visión clara de que se puede tener el país anhelado y soñado si nos ocupamos.

Terminamos con esto. Es simple y directo: yo creo en Puerto Rico y escojo ser parte de la solución y ¿tú?.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s