La seguridad es una ilusión

como-tener-confianza-en-si-mismoEn los pasados días sentados en la recepción esperando a ser atendidos, entablamos un diálogo interesante con la recepcionista que gentilmente nos había atendido.

El mismo comenzó hablando de cosas sencillas y sin mucha relevancia, cuando de repente en segundos tomó un rumbo inesperado y se convirtió en una de las mejores conversaciones inesperadas que hemos tenido en meses.

Todo comenzó en el momento en que le preguntamos ¿a que se dedicaba antes de su actual trabajo?, haciendo una pausa para analizar la pregunta, aunque sorprendida por la pregunta, amablemente nos respondió que había sido profesora en una Universidad y durante los fines de semana tenía otro trabajo a tiempo parcial.

Luego de varios minutos en donde compartió algunas de sus anécdotas y situaciones que le habían sucedido, de repente hizo una pausa y nos confesó que había dejado ambos trabajos para “tener una seguridad económica” ya que es madre soltera de dos niñas.

cambio-proximoEse simple comentario nos llevó inmediatamente a preguntarle que ¿qué significaba para ella la palabra seguridad? y sin pensarlo nos contestó que para ella “era tener una entrada fija mensualmente de dinero para cubrir sus gastos y el de sus hijas”.

Luego de escuchar detenidamente su respuesta, no nos pudimos quedar con la duda y le preguntamos ¿qué pasaría si este edificio en donde estamos hoy, se quemara o se desapareciera debido a un terremoto? o ¿qué pasaría si de momento llegas mañana y te dicen que la oficina en donde estás va a cerrar operaciones para siempre?.

Esta madre abnegada de momento de estar relajada y tranquila dialogando con nosotros, tuvo una desfiguración facial, su mirada se transformó y el silencio se apoderó de su elocuente diálogo en cuestión de micro segundos.

Ante su silencio repentino, le dimos unos segundos para que internalizar lo que acababa de escuchar, estábamos consientes de que no es algo común pensar en ese tipo de circunstancias, las cuales son mas normales de lo que deseamos pensar.

Le comentamos que para nosotros lo único seguro en la vida es que todos tenemos una fecha de expiración y que el tiempo que desperdiciamos hoy nunca regresará.

15088549_blogQue lamentablemente aunque como sociedad moderna en la que vivimos estamos aparentemente más conectados que nunca, nos estamos alejando de la esencia de quienes somos y la que nos define como seres humanos que somos, nuestra “divinidad humanística”.

Usamos la palabra “divinidad” como popularmente ya que es conocida por casi todas las personas, la cual es asociada a un dogma o una religión.

Para nosotros su definimos es “la capacidad de reconocer y validar la presencia de otro ser humano en todo momento”.

Expusimos que por décadas lamentablemente como sociedad hemos perdido la capacidad colectiva de tener un pensamiento crítico e individual, que se nos han condicionado al conformismo, el cual nos ha alejado de cuestionarnos las cosas más evidentes.

Al mismo tiempo que nos han condicionado a no razonar, y nos han aprisionado a que la palabra “seguridad” es algo tangible, cuando realmente es una ilusión óptica.

Hemos adoptado como sociedad el concepto de lo que representa la palabra, le hemos dado una importancia incalculable, y nos hemos expuesto a la vulnerabilidad de una evidente ilusión.

Damos por sentado que esa falsa ilusión existe al tener y mantener un trabajo, en nuestras relaciones amorosas, en que cada vez que entremos a una habitación habrá un pedazo de plástico que nos dará luz, que el grifo nos dará un acceso ilimitado al agua, que el techo que nos cobija hoy “siempre” estará accesible a nosotros, y hasta que el amor de nuestros padres durará una eternidad.

Estamos acostumbrados o mejor dicho adoctrinados, a que eso que tenemos “siempre” estará ahí.

El diccionario define la palabra seguridad como “certeza, garantía de que algo va a cumplirse”. ¿Certeza? ¿Garantía?, pero de cuando acá en la vida existe algo certero o seguro, si lo único seguro es que todos estamos y luego nos vamos.

La seguridad es simplemente una ilusión, una falsedad que nos hemos creído desde que nacemos. Olvidamos o no se nos ha enseñado que el cambio es inminente e incontrolable, que es una de esas cosas que jamás podremos controlar.

Diariamente damos por sentado todo lo que nos rodea y dejamos que la prisa no robe de momentos únicos que jamás regresarán.

La inmensa mayoría de las personas no hacen un detente a sus aburridas rutinas para ver si de verdad existe esa alegada seguridad. Nos han adormecido, nos han hecho pensar que la seguridad nos dará paz y tranquilidad.

Desgraciadamente continuamos ciegos, sordos y mudos ante la realidad que vivimos, un mundo en donde no hay nada seguro, falsamente esperanzados por una ilusión que a nosotros no nos pasará, y partiendo de una premisa falsa que dice “eso les pasa a otros, no a mi”.

Que tal si hoy comenzamos a internalizar que el aunque uno se quiera quedar en la cama el sol saldrá.

Que tal si internalizamos que la única seguridad que tenemos es lo único seguro que tenemos es el presente y nada más.

Que tal si comenzamos a ser mas agradecidos por las cosas que nos brindan una seguridad falsa, y prestamos atención a las cosas que son importantes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s