Carta a la envidia

envidia1Esta es una carta que le hacemos a ese sentimiento que nos separa en ocasiones de la realidad de nuestra existencia. Es algo que no se puede tener entre los dedos, pero sentimos en nuestra alma.

La misma es para expresarle mi gran desagravio con sus insistentes apariciones en nuestra vida en momento inesperados. Usted ha sido una constante en el caminar por este globo terráqueo de mucho de nosotros, en donde se ha manifestado de múltiples maneras, como si fuese un camaleón.

Sus intervenciones, las cuales tienen unas repercusiones inimaginables, se han dado en cada uno de los idiomas y dialectos que existen. De hecho son en esos instantes en donde la duda nubla la razón, en donde usted mejor se ha manifestado.

Las palabras muy bien rebuscadas, que usted posiciona como una ficha de ajedrez, hacen que nos cuestionemos lo que no tenemos e ignoremos por completo lo que podemos palpar en ese instante.

El poder que le hemos otorgado de tergiversar cada una de nuestras interacciones diarias, para menospreciar lo que nos ha costado mucho sacrificio, es impresionante.

Pero lo extraordinario ha sido el haber comenzado a despertar de ese sueño eterno en el cual creíamos que estábamos viviendo. En ese mundo en donde, como si estuviéramos viendo una película de horror, utilizaba la complejidad de las emociones para persuadirnos hacia donde usted deseaba.

envidia3Es sorprendente, la manera en que interrumpe nuestras conversaciones, esas que se dan en donde solo podemos estar solos, en nuestra mente. Allí en donde nada puede entrar que no le demos permiso, usted entra como si estuviera la clave de la alarma, y entra sin haber sido invitado.

El desear a una persona que no está a nuestro lado, el querer una auto que no podemos pagar, el creer que el estar en la pantalla de la televisión es algo que nos llenaría el alma de satisfacción, para encontrar que después que se apagan las luces rojas localizadas en la parte de arriba de esa caja que nos graba, la vida vuelve a estar en donde mismo la habíamos dejado.

No nos percatamos que por mas que queramos eso que el otro tiene o posee, no será suficiente, ya que el virus se sigue propagando en las otras áreas de nuestras vidas, hasta que cada una de las células que esta compuesto nuestro cuerpo esté infectado.

envidia2Es en los momento en que usted sale a pasear como vestido de oveja en donde confundimos nuestra verdad y comprometemos nuestra integridad, para sustituirla por la ilusión que nos presenta usted.
Hoy nos hemos tomado el tiempo de escoger cautelosamente las palabras que íbamos a utilizar para escribirle esta carta, ya que su habilidad de interponerse en cada acción que hagamos nos obliga a estar solo en una cuarto en silencio para evitar que entre a entorpecer la misma.

Solo queremos que sepa que ya sabemos quien es usted, en donde se esconde y tenemos una leve idea hacia donde desea que nos encontremos con usted. Lamento decirle que el pasaporte que tenia el cual le concedía la entrada a cada rincón de nuestra alma ha sido revocado indefinidamente.

Que las acciones en las que hemos incurrido a nombre suyo quedarán impunes ante sus ojos, pero tomaremos las medidas necesarias para enmendar aquellas cosas que hemos hecho en el pasado, que sin saberlo hayamos realizado.

Hoy le notifico que preferimos, escogemos y así será nuestra consigna de hoy en adelante que no deseamos que usted forme parte activa en nuestras vidas. Que le relevamos de sus responsabilidades de ponernos en momentos inoportunos, en donde la humanidad es puesta en juego y la felicidad es comprometida.

Que tal si usted se va de vacaciones por un tiempo indefinido y nos deja tranquilos apreciando lo que tenemos, viviendo en gratitud absoluta por cada respiro que pasa por nuestros pulmones.

Que tal si de una vez y por todas le exiliamos a la isla de la esperanza, lo encadenamos al lado de la comprensión y dejamos que la compasión sea quien lo acompañe en el calabozo de la eternidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s