La mente…origen de toda dolencia

Platón argumentaba “…que como la mente es del mundo material, el espíritu es del mundo de las ideas, por ende es inmortal”.

Wikipedia define a la mente “…como el nombre más común del fenómeno emergente que es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad, y otras habilidades cognitivas”.

Si nos dejamos llevar por la definición de Platón, ya nos va dando un preámbulo de que como la mente es del mundo material, significa que el impacto que un pensamiento pueda tener en nuestro cuerpo en esta existencia es uno real.

En los pasados 30 años se ha comprobado por medio de cientos de estudio científicos que muchas de las enfermedades que existen hoy día tienen su origen en la mente o como mejor se le conoce, en el área psicológica de las personas.

Los estudios no solo confirmaron las teorías de cientos de prominentes científicos que por décadas indicaban que el poder que tiene la mente en nuestro entorno físico, sino que se han podido identificar su origen.

Una de esas pioneras lo fue Louise L. Hay quien a principio de los 70’s se recuperó de un cáncer terminal simplemente utilizando afirmaciones. Esta autora fue una de las pioneras en el siglo 20 de impulsar grandemente las enseñanzas del autor Florence Scovel Shinn quien reclamaba “…que el pensamiento positivo tenia el poder de transformar las circunstancias materiales en las personas”.

Por su parte otra de las personas que influyo este movimiento lo fue Ernest Holmes quien pensaba “…que el cuerpo tenia el poder de auto sanarse por medio del pensamiento positivo”.

Todo esto es solo un preámbulo de lo que fue en estos días un diálogo profundo con una amiga que es enfermera graduada y vive con una condición progresiva desde hace años (si, una condición, ya que uno vive con ella sin tener un remedio claro o una solución al por que la causa) y me comentaba que ella había leído recientemente un estudio el cual identificaba que su condición pudo haber sido propiciada por un trauma en su niñez.

De hecho, cuando compartió el estudio científico nos señaló exactamente en donde establecía lo antes mencionado y al leerlo no me sorprendió lo que leí, ya que conocía su historia y pude comprender el porqué de la enfermedad.

En el vuelo de regreso a casa, días mas tarde nos pusimos a pensar en esa conversación y a comparar esa situación con cientos de personas que conocemos que viven con condiciones diariamente y que si nos pusiéramos a auscultar el origen de ellas, entendemos que un 90% pudieran estar relacionadas con traumas en su niñez.

Automáticamente tomamos nuestra vida en general y nos pusimos a pensar en las diferentes enfermedades y/o condiciones que hemos sufrido en nuestra vida. Sorpresivamente para algunos –no para nosotros- pudimos literalmente identificar las situaciones particulares de nuestro entorno en ese momento y relacionarlas con nuestro pensamiento y por ende a reacción de nuestro cuerpo a ellas.

Está de más decir que cada una de ellas comenzaron con un pensamiento negativo hacia nosotros lo cual propicio una somatización automática en alguna parte de nuestro cuerpo por un periodo determinado.

Ya sean las famosas alergias, condiciones respiratorios tales como el asma, irritación en la piel, dolencias en la espalda baja, dolores en los riñones, dolores de cabeza, dobladuras de tobillos, caídas, en fin cada una de las condiciones o cualquier condición física ya está mas que comprobado que tuvieron su origen en la mente de la persona.

En la era en donde todo el mundo quiere una pastilla mágica para cualquier dolor les dejamos con esta pregunta…

¿Cuándo comenzaremos a responsabilizarnos por nuestros pensamientos y las consecuencias de los mismos?

¿Cuándo vamos a dejar de quejarnos y comenzaremos a retomar el control de nuestras vidas?

¿Cuándo vamos a dejar de echarle culpas a las “condiciones” que nos aquejan y asumiremos nuestra responsabilidad de buscarle una solución a lo que comenzó con un pensamiento?

Síguenos en Twitter y Facebook

One thought on “La mente…origen de toda dolencia

  1. Desde que me conozco pregono que todo es mental. Piensa en lo que anhelas no como un evento futuro sino como un hecho que constituye parte fundamental de cuanto Te es cotidiano. Si lo practicas adecuadamente, tu cerebro hara los ajustes de rigor y poco a poco se hara realidad eso que quieres ser, que no eres, pero que vives como si lo fueras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s