No hay Casualidades

En estos días estaba sentado tratando de pensar en el tema de esta semana y tuve un encuentro  muy interesante con dos jóvenes que estaban sentados a nuestro lado y que su interacción catapultó este escrito.

De la nada comenzamos a conversar sobre un libro que uno de ellos tenia en la mano, de hay continuamos con unas observaciones sobre el mismo y finalizó con una disertación sobre como el destino nos habían puesto en ese preciso momento y hasta como estábamos siendo un apoyo para cada uno sin saber que eso es lo que íbamos a hacer.

Después de ese pequeño encuentro pudimos entender mas claro que como cada uno de nosotros somos maestros y estudiantes en todo momento.

El pensar que somos maestros solamente es una gran mentira, que nos llegamos a creer con el tiempo y por otro lado a la misma vez que somos solo estudiantes en todo momento, ambas con una gran ilusión que nos aprisiona y nos condiciona a ser esclavos.

En la vida no hay casualidades, solo acciones que tienen repercusiones en nuestro entorno y en nuestra vida en general, las cuales nos llevan por caminos inesperados que al fin del día era lo que nuestro destino tenia en nuestro mapa natal.

Es un poco complicado el poner en palabras lo que nos sucede diariamente, en especial aquellos que nuestra conciencia se ha despertado en los pasados años por las experiencias que la vida nos ha dado la oportunidad de vivir.

En la vorágine del día a día, cada acción que tomamos sin estar consientes, evolucionamos en el prototipo del prisionero del urgente. Continuamos en automático, nos convertimos en cómplices silentes, en uno más del montón, en cuerpos sin almas que se pasean por este mundo, sin poder cumplir su parte del acuerdo divino el cual firmaron antes de llegar.

Por otro lado nos olvidamos que somos seres caminantes del presente y forjadores de nuestra felicidad. Que con nuestra mera presencia ya estamos haciendo una diferencia, que con una palabra podemos sin querer queriendo, cambiar la manera de ver las cosas de una o miles de personas. Que la frase “estar consiente” no es mas allá que estar alerta a las señales que nos presentan en todo momento y el saber discernir cual es nuestro rol nuestro en ese escenario.

En ese preciso día todos teníamos que estar allí, no solo para ser el apoyo en la transformación de ellos, sino para que seguir cumpliendo con nuestra misión de vida, la cual es una clara, concisa y definida, “transformar al mundo una persona a la vez”. Por su parte ellos nos reafirmaron a nosotros que estamos en el camino correcto, que estamos cumpliendo nuestra parte y que teníamos que estar allí.

Solo cuando estamos presentes, el Universo se pondrá de acuerdo para que cumplamos todos los días en donde quiera que estemos nuestra misión, ya que somos parte de un plan divino, en donde cada uno de nosotros somos una pieza del rompecabezas de algo superior.

No hay casualidades, nuestra experiencia nos ha dado una nueva palabra que es “CAUSALIDADES”, en donde cada acción -no importa en donde estemos y en que momento- está ya fríamente calculada, no por nosotros, sino por algo más grande, el cual tiene como finalidad el tocar nuestras almas y elevarlas a otro nivel.

Abre los ojos, que hoy estas leyendo esto con alguna razón; pudiera ser para que te reafirmes que estas en donde necesitas estar o simplemente es un “wake up call” para despiertes del sueño y comiences a caminar en la realidad del paseo de tu divinidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s