La Juventud NO está perdida

“La juventud está perdida” es una frase muy popular que ha sido utilizada de manera consistente de una generación a otra generación.

La misma ha sido utilizada en algunas generaciones para justificar la sobre vivencia en el mundo laboral, otros para justificar la ineficiencia de sus decisiones como líderes, otros para echar culpas y desligarse de su responsabilidad social en buscar soluciones.

Agraciadamente generación tras generación han demostrado que es una frase sin sentido, que no tiene un significado.

Ejemplo de eso fue hace unas semanas cuando sentado en un restaurante unas amistades compartieron de cuan errónea está la gente al decir que la juventud está perdida. Ellos explicaron como un joven de 14 años estaba todos los jueves y viernes en la noche limpiando zapatos a un área concurrida por personas que salen de “happy hour”.

Allí por espacio de varias horas este joven y tres de sus amigos, van de negocio en negocio simplemente preguntando ¿quiere limpiar sus zapatos?. Esa simple pregunta y su esfuerzo de ejercer esta humilde profesión, les genera más dinero que trabajar 8 horas diarias al mínimo federal.

Curiosamente la motivación de uno de estos jóvenes era simple y complicada a la vez, ya que el estaba trabajando para ahorrar suficiente dinero, para poder irse a vivir con su madre, quien vive en otro estado.

También, una niña de 9 años de edad recientemente llamo a una estación radial en donde el conductor del programa estaba preguntando que era lo que niños le había pedido a los Reyes Magos.

La niña fue una de las privilegiadas de ir al aire, al momento que le hicieron la pregunta ella contesto “yo quiero que usted ponga noticias positivas, ya que mi mamá pone su programa todas las mañana y lo único que se escucha son noticias negativas”. El elocuente conductor lo que nunca había sucedido se quedo sin palabras.

Para concluir, en las pasadas semanas salió un reportaje en una revista de publicación internacional en donde resaltaba la labor de una niña de 11 años de edad, la cual dedicaba parte de su tiempo libre leyéndoles libros a personas de edad dorada.

El impacto que ese simple acto había tenido en este grupo de personas la revista señalaba que había transformado la vida de los participantes de este innovador programa.

A su vez, ella captó la atención de empresarios locales que se dieron a la tarea de donar materiales y libros para crear una biblioteca en este lugar a nombre de ella, al conocer de esta noble acción.

La frase que “la juventud NO está perdida” esta plasmada en los ejemplos antes expuesto. Esto no significa que todavía hay trabajo que hacer, jóvenes que atender, programas innovadores que crear y otros expandirlos para dar nuevas oportunidades.

Es simple, hoy día las conciencias de nuestra juventud están despiertas y las nuestras están en proceso de expansión y de realizar que nuestro futuro está en excelentes manos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s