En momentos de Recesión…la solución es el SERVIR

“Es una recesión cuando tu vecino pierde su trabajo, es una depresión cuando tu pierdes el tuyo” es una de las frases de Harry Truman en los años 50, que se ha popularizado en los pasados tres años, en donde como hoy día, la adversidad está retando nuestros niveles de tolerancia a los cambios.

Las estadísticas nacionales en los pasados meses ha visto un aumento en el número de personas que están siendo empleadas, pero el desempleo, los “foreclosures” y las quiebras personales siguen siendo la orden del día en la mayoría de los estados norte americanos.

En la inmensa mayoría miles de personas ya llevan más de uno a dos años fuera de la fuerza laboral y como muchos han agotado todas las famosas ayudas de Obama, así como las ayudas estatales. El sentarse al frente de una computadora a buscar por horas empleos, en su campo laboral o algo parecido, es ya una “rutina” diaria.

Por su parte, parraleramente el fenómeno que comenzó en Egipto a principio de año se ha propagado y se ha transformado en diferentes manifestaciones similares en ciudades como: Italia, Chile, Siria, Libia, España, Portugal y más reciente en Wall Street.

En las mismas hay unos elementos similares, personas desempleadas, un sentimiento de indignación colectiva por la falta de creatividad por parte de los líderes, la avaricia de las multinacionales y sin dejar que están cansados o de trabajar por trabajar o de no tener actualmente un trabajo.

Por otro lado, la recesión ha sido una bendición para otros, ya que han encontrado por medio del servir una manera de canalizar sus energías, preocupaciones, frustraciones, que a su vez han podido encontrar la pasión en su vida por medio de ese trabajo voluntario.  En pocas palabras, han podido traer del inconsciente al consciente quienes ellos realmente son.

El fenómeno de servir, ha tenido un efecto positivo multiplicador en la sociedad, en donde hemos visto como padres que antes nunca veían a sus hijos, hoy día están siendo protagonistas en sus vidas.

El servir va más allá de hacer trabajo físico, es simplemente sembrar una semilla de esperanza en aquellos que están peor condición que tú, es el de impactar a alguien sin querer, el de darle la mano a un hermano que la necesita, es acordarnos de que somos espíritus viviendo una experiencia humana, es simplemente desprenderse de uno para ponerse en los zapatos de los demás.

El servir no es más que un despertar colectivo, del cual los Mayas hablan en sus escritos, es dar lo mejor de uno sin que le paguen, es levantarse en la mañana y sentir agradecimiento por lo que tiene, sin importar si está desempleado o no.

El servir no es más que es un sentimiento que nace del alma, se manifiesta por nuestras acciones y su recompensa es simplemente una, la satisfacción que uno hizo una diferencia en alguien.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s