¿Cuántos trofeos necesitamos tener?

Esta semana estuve viendo un documental del Dr. Wayne Dyer en donde hablaba sobre como los seres humanos cuando estamos en la barriga de nuestra madre no tenemos ninguna preocupación, ya que el Universo nos puso en una posición privilegiada, en donde todo esta “friamente calculado” y no tenemos que tomar decisiones.

En otras palabras, que todo lo que necesitamos está a nuestro alcance sin tener que ir a ningún lado.

También en el mismo hablaba de como desgraciadamente hemos sido adoctrinados por la sociedad a necesitar cosas materiales para ser alguien, para tener estatus en la sociedad, para que se nos reconozca por la cantidad de trofeos que hemos obtenido.

De hecho, hay personas que coleccionan dichos “trofeos” y los exhiben a todo el que puede -carros, yates, mujeres, animales, prendas, etc.- otros tienen una necesidad increíble de estar en los medios de comunicación a costa de hacer el ridículo, de degradarse como ser humano. Lo curioso es que hay gente que van al extremo de asesinar a otros seres vivientes para simplemente ser reconocidos.

A su vez, el Dr. Dyer comentaba que cuando empezamos a vivir en esta existencia, nuestra perspectiva –es una inocente y sin contaminantes externos-, sin prejuicios alguno, es rápidamente “violada” en tan solo nuestro primer año de edad, por las personas que nos rodean.

Esto ya que desde que salimos de la barriga de nuestra madre lo primero que tenemos que hacer es respirar por nosotros mismos, empezamos a escuchar ruidos agudos y empezamos a ver una realidad diferente.

A su vez, primero nos adoctrinan a como depender de otros y después nos impulsan a independizarnos de ellos, siendo esto como un incongruencia existencial.

En medio de todo esto nos olvidamos de la existencia de la conciencia universal, del conocimiento que todos tenemos internamente, ya que decidimos poner al frente de nosotros sentimientos falsos, intereses creados sin fundamentos, conceptos erróneos, que solo nos llevan a escoger lo mismo una y otra vez, que en resumidas cuentas, nos encontramos envueltos en una telaraña de mentiras y desilusiones.

Ya terminando el Dr. Dyer termina diciendo que los “trofeos” no son malos, ni buenos, que el que desee y le nazca colectarlos, que lo haga, pero el que uno viva para eso, esta viviendo una falsedad, una historia insensata que el día que acabe será una caída bien dura de soportar.

Que tal si es cierto lo que nos dice el Dr. Dyer a cerca de que nos enfocamos mucho en obtener trofeos falsos, en ves de estar recolectando nuevas experiencias que nos llenen el alma, nos enriquezcan las arcas de los recuerdos y nos reconecten con nuestro ser interno.

Que tal si simplemente vivimos el presente, estando concientes de que la competencia que debemos de ganar para obtener un trofeo, es el de la vida misma, que no es mas que tomar decisiones basadas en lo que nos dice nuestros instintos y quien sabe si eso nos lleva a la felicidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s