Hoy es un buen día

Diariamente suceden asesinatos en todas partes del mundo y en un alto porcentaje de estos son víctimas que estaban “supuestamente” en el lugar equivocado, a la hora equivocada.

Estos asesinatos ocurren en todas partes del mundo, ya sea en las guerras de Afganistán e Irak, en la farmacia de la comunidad en Long Island en donde asesinaron a una niña de 16 años o tan simplemente como en el día de ayer en donde un famoso cantautor fue víctima de un magnicidio.

Todos estos asesinatos son desgraciadamente el pan nuestro de cada día, en donde vemos en los noticieros nacionales e internacionales un mínimo de 1 a 5 asesinatos. Estos sucesos ya pasan por a percibidos ante el ojo y el alma de todos aquellos que vemos noticias diariamente.

No fue hasta que la noticia que un “vagabundo de la vida” –como se autodenominaba el cantante argentino- Facundo Cabral fue asesinado, que las voces de la indignación, del repudio a lo injusto y que el sentimiento de pérdida colectiva se avivó.

Este despertó la sensibilidad de un alma colectiva, la cual fue estremecida por la noticia que reciben cientos de familias diariamente, de la injusticia impartida por aquellos que se creen valientes detrás de un pedazo de metal.

Esas miles de voces no perdieron tiempo de expresar sus condolencias, su asombro y hasta dedicaron horas a escuchar cientos de sus canciones en Youtube.

No bastó con escuchar las canciones favoritas y las más famosas, sino que estas voces no perdieron tiempo en poner en su wall de las redes sociales, miles de frases celebres –que quien sabe si las conocían antes de esta muerte- que conmovían el más fuerte de los cimientos del corazón.

Hoy en la mañana cuando ya la conmoción ha llegado a los niveles normales, en donde la razón está en su sitio y el corazón ya ha pasado el golpe inesperado de ver un pacifista irse de la manera menos esperada, es un buen momento para reflexionar en donde estamos, que tenemos y que no hemos apreciado aun.

“Hoy es un buen día para comenzar de nuevo” es como empieza una de sus canciones, de quien en vida vivió en silencio hasta los 9 años, fue analfabeto hasta los 14, quedó viudo a los 40 años y conoció a su padre a los 46. Este quien en múltiples entrevistas indicó que cantaba todas las mañanas esta canción al despertar.

Hoy es un buen día para darnos cuenta lo que tenemos, agradecer todo lo que está a nuestro alrededor y olvidarnos de todo aquello que no tenga la palabra amor como sinónimo.

Hoy es un nuevo día, para que no dejemos que la indignación se quede en tan solo el día de ayer, en unas simples expresiones, porque era lo correcto que hacer, sino alcemos nuestras voces con las injusticias que vemos en la calle y hagamos algo diariamente.

Levantemos nuestras voces no solo para denunciar lo injusto, lo malo; porque no también alzamos nuestra voces para resaltar lo bueno, lo que nos hace vibrar, lo que nos hace sentir que estamos viviendo, lo que no estremece el alma y nos hace pensar que somos afortunados de estar vivos.

Les dejo con estos pensamientos que nacieron de lo más profundo de mi corazón, por que el buscar una explicación no tiene sentido. Solo quería compartir con ustedes estas simples palabras.

Si las leíste, actúa, decide diferente hoy, no te quedes siendo un expectador y decide ser un protagonista de tu vida.

Si no lo has leído aun, te exhorto a que despiertes del letargo eterno en donde te encuentras, en donde la rutina rige tu mundo y la conciencia está en un refrigerador.

Gracias por existir y por ser parte de mi vida, sin ustedes no fuera esta aventura tan interesante. Namaste!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s