Sanación de un Alma Agradecida

Cuando los otros días estaba de camino a mi primera entrevista de televisión –en CNN en Español- empecé a pensar en todas aquellas personas que me habían ayudado de una forma u otra para haber llegado allí.

La primera persona que casi instantánea me vino a la mente fue una gran maestra que tuve el privilegio y el honor de compartir mi vida con ella.
Primero, estoy en América del norte dado a que nos enamoramos a distancia, buscamos alternativas para estar juntos, ya que ella vivía en ese instante en la ciudad del sol y yo en la Isla del Encanto.

Después de unos cuantos meses arduos de buscar trabajo, un día que estábamos sentados en la biblioteca municipal de la ciudad de Doral me preguntó ¿por qué no llamaba a mi papá biológico a ver si me podía ayudar?, ya que él trabaja en ese entonces con el gobernador de turno.

La reacción inmediata sin pensar fue una de negación, de coraje y hasta me molesté con ella en ese momento ya que ella más que nadie sabía toda la historia que había pasado con esa persona, las consecuencias que había tenido ese pasado en mi presente y como el corazón que latía vida a mis venas había sufrido.

Lo interesante de todo esto fue que con una voz dulce, tranquila, con ternura y amor salió de sus labios en una tonalidad angelical que me dijo “tienes alguna otra alternativa viable, ya que llevamos en esto unas cuantas semanas y nada ha pasado, yo solo te lo menciono ya que yo quiero estar junto a ti y creo que es hora de que empieces a sanar”.

Acto seguido el silencio invadió mi sentir; el único sentimiento real que mi cuerpo y mi alma sintieron era que ella tenía razón. Entendí en ese preciso momento que debía de tomar una postura diferente, que tenía una gran oportunidad de hacer un cambio significativo en esta existencia, en donde mi alma se elevaría a otro nivel.

A su vez, era una situación como dicen acá en el norte es un -win, win situation-  en donde mi alma sanaría unas grandes heridas que causaron mucho dolor por muchos años. También si se daba el que esta persona me ayudara a conseguir un empleo, la recompensa era mayor a los viejos sentimientos que me habían atrasado emocionalmente desde mi infancia.

En fin, el estar al lado de este gran amor que sentía por esta gran mujer era lo suficiente hábil para persuadirme a ser un acto tan valiente como ese.
Así fue, me acuerdo como si fuese ahora como escribí el email y antes de darle send le dije “esto lo estoy haciendo primero por mi y después por nuestra facilidad”.

Ese fue el comienzo de muchas grandes historias y vivencias que tuve con este gran ser humano. Gracias a ella aprendí lo que era ser paciente, a dedicarme más tiempo a mí, a que uno debe de vivir esta vida con gratitud y que todo esfuerzo tiene sus recompensas.En fin, ella fue testigo de muchas transformaciones a las cuales me expuse consiente e inconscientemente por años, las cuales me ayudaron grandemente a ser quien soy hoy día.

El caminar hasta los estudios de esta estación de televisión, me ayudó a reconocer el impacto que ella tuvo en mi vida y que ese caminar que estaba dando, es el caminar que hago diariamente hacia lo que anhelo ser, lo que deseo dar al mundo, el estar consciente de que vivo con grandes bendiciones desde la hermosa familia que tengo, el apoyo incondicional de grandiosos amigos, de personas que confían en el trabajo que hacemos ya que han visto las transformaciones que hemos hecho en otros.

Las grandiosas aventuras a las que he podido ser el protagonista, el tener el placer de haber conocido grandes maestros –desde el que está en la calle pidiendo en una luz, hasta aquel presidente de una empresa multinacional que viajamos juntos-.

Hoy escribiendo esto hago una breve reflexión de mi vida, lo que he hecho, lo que tengo hoy día, mi aporte a la existencia el cual con mis pasos y mi esfuerzo he dado y tengo que decir que soy el hombre más afortunado del mundo.

No hay día que abra los ojos y de gracias, no hay lugar en donde este y me fije en los arboles que me rodean, en el cántico de los pájaros, en las nueves que parecen algodones, en la señora que está en la esquina hablando con su nieta, que me veo en el espejo y agradezco el estar vivo otro día para hacer nuevas aventuras, forjar un nuevo futuro para mi, y el de poder transformar la vida de otra persona con mi ejemplo.

Concluyo con unas palabras que aprendí caminando “hoy estas aquí, pregúntate ¿qué vas hacer para disfrutártelo, ya que ni tu ni nadie tiene la certeza que estarás aquí mañana?”.

Gracias a ustedes por darme la oportunidad de compartir lo que siento, ya que al leerlo están siendo parte de mi vida.

4 thoughts on “Sanación de un Alma Agradecida

  1. Bblopez

    Gracias por seguir compartiendo tus historias con nosotros. Estas me hacen parar mi agitada vida y reflexionar sobre donde me encuentro…
    Gracias por existir

  2. Niria

    Gracias, es muy bonito, menos mal que supistes ver la realidad y perdonar, no merece la pena vivir la vida con rencor, es mejor perdonar y te sentiras aliviado de todo. Besos Mom

  3. Norma

    La vida da muchas vueltas, y no siempre tenemos en ella lo que elegimos y tampoco lo que se nos impone, sino lo que nos vamos encontrando en el camino y sin darnos cuenta lo hacemos parte de nuestro caminar, convirtiéndolo así en una forma de vida con valores en un principio inculcados y tras caminar afianzados en nuestra propia personalidad, formando parte de uno mismo…

    Gracias por compartir estas experiencias que nos hace refleccionar y por ser una persona especial. Hace un tiempo me enviaron este poema y quiero compartirlo, es un poema que nos lleva a caminar por la vida…,

    Camino por la vida sin saber
    los recodos y desvíos que tiene,
    sólo me aferro a tu mano y
    sigo tus pasos seguros.

    El destino no se ve lejano,
    los sueños se realizan,
    no son efímeras ilusiones.

    Recorreremos juntos el sendero
    y daremos alas a nuestros sueños,
    nada nos detendrá, no habrá obstáculos
    que nos impidan llegar al fin
    y saber que nos depara el destino.
    Autor: Marianela

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s