Vestido de Felicidad

Esta mañana después de buscar a una amiga con la cual estaría pasando mis primeras horas del día tuve que hacer una parada en una gasolinera y que el auto estaba corriendo con los vapores de la gasolina que quedaba. Es muy poco usual que me pase, pero es una de esas cosas que he decidido que no me va a afectar.

Al bajarme del auto me dirigí a la cabina en donde se paga para poder echar ese “preciado” liquido para muchos, que cuesta un ojo de la cara, contamina al ambiente, se forman guerras internacionales por el control de sus yacimientos y para colmo quienes lo controlan son en su inmensa mayoría de dictadores.

Pero ese no es el punto, lo que deseo compartir hoy fue lo que me pasó inmediatamente regresé al auto. Al llegar abrí lo que cubre el hueco en donde se coloca la manga de la bomba de la gasolina y al mirar al lado estaba Enrique.

Un empresario de varias tiendas al de tal, con una melena larga, cincuentón, con canas, unas entradas pronunciadas, vestido don unos “kakis” y una camisa de manga larga de rayas que estaba a mi lado haciendo exactamente lo mismo.

Siendo un ser social y educado le di los buenos días y acto seguido le comenté que lindo estaba el día. El compañero de bomba me miró y me dió una sonrisa de esas que te dice sin decir una palabra “que bueno que eres simpático y me estás hablando, pero no me interesa”.

Pero, como sin cuidado me tiene lo que opinen la gente, le comenté nuevamente que la vista en donde estábamos parados era como si la hubiesen sacado de una postal, era como si el Universo acabara de sacar sus algodones y los hubiese puesto al frente de nosotros para que los disfrutáramos.

De momento reaccionó, no paró lo que estaba haciendo, pero si se viró lentamente y miró lo que estaba le estaba describiendo, lo cual no lo podía apreciar, ya que estaba de espalda. Acto seguido me comentó que tenía razón, que desgraciadamente no se había dado cuenta y me dió las gracias por decírselo.

El cómo que se quedó como con la curiosidad del porqué estábamos hablando, el porqué estaba siendo simpático, parlanchín, el porqué emanaba alegría –esto fueron las palabras que mi amiga me comentó, cuando entre al auto y esta escena había terminado– y estaba mostrando mi gratitud de lo que tenemos todos los días de nuestra vida en esta existencia totalmente GRATIS y todo es auspiciado por el Universo diariamente.

Sin pensarlo, teniendo ya un prejuicio establecido, con el único elemento para hacerlo –estaba en pantalones corto a la rodilla, una camisa sin cuello y unos zapatos sin medias- me preguntó que si estaba de vacaciones, respiré hondo y no le contesté con la rapidez que mi mente me puso en la punta de la lengua las varias opciones que podía utilizar para contestarle, pero me hice el tonto.

Todo a mi alrededor se había paralizado como en la película Matrix, rápido me sonreí y le indiqué que no, que estaba trabajando. Entonces fue cuando su rostro se le transformó y me miró como si hubiese caído del cielo en ese instante y un UFO me había transportado allí.

No se pudo contener y rápido formulo la segunda pregunta ¿Qué haces?. Le pude haber contestado muchas cosas y las pensé, desde decirle que estaba en una misión secreta del ejército, que era un detective privado que me había contratado su esposa, que estaba en la cámara escondida, en fin un sin número de cosas jocosas que le hubieran  volado la cabeza.

Pero decidí ser fiel a la verdad y le comuniqué que soy un Life Coach Certificados y que hago consultoría en el área de las comunicaciones, específicamente haciendo relaciones públicas. Al escuchar la contestación él como que le quitaron un elefante que tenía en la espalda, ya que no era ninguna de las cosas que le pude haber dicho anteriormente y le dije la verdad.

“Con razón” me dijo…y le dije “no entiendo”…”que con razón eres así, es que eres relacionista público”…me quedé bruto y sin idea con la contestación que me estaba dando.

Que tenía que ver que estaba feliz, agradecido y contento con mi vida, en donde estaba y lo que estaba haciendo con mi profesión. No es que no entendí, es que el “pobre” señor había hecho una relación lógica para él, el porqué este tipo que salió de la nada estaba tan contento, parlanchín y estaba apreciando el cielo, el calor y la formación de las nubes.

Rápidamente después de esas palabras como si lo hubiésemos practicado ciento de veces nuestros tanques se llenaron y le extendí la mano, le dije que era un placer el conocerlo, que le deseaba que se pudiera disfrutar el día tan maravilloso que nos había regalado la vida.

Después de este encontró me pregunté lo siguiente…

¿De qué estoy agradecido hoy?

¿Qué tengo en mi vida hoy, que le estoy dándole la vista larga y no estoy apreciando?

Te exhorto a que te hagas estas preguntas y escuches tus contestaciones…te sorprenderás todo lo que tienes y lo das por sentado.

7 thoughts on “Vestido de Felicidad

  1. Norma

    En la vida nos quejamos o nos sentimos insatisfechos con las cosas que tenemos en el momento pero, no nos fijamos en todas las cosas positivas y bellas en nuestro alrededor que puede hacer la diferencia en esos momentos no tan buenos.. Hoy doy gracias por un hermoso dia, la salud de mi familia, llegar bien gracias Dios a casa y por los buenos amigos.

  2. Margie

    Walde, el llegar al garage como decimos en PR con la peste (el olor a gasolina y suplicando que el carro no se quede antes de llegar al garage). Te cuento que todos los días luego de levantarme y comenzar mi día levantando los chicos para llevarlos a la escuela, me asomo por la ventana de la sala a ver el amanecer y darle Gracias a DIOS por un día más de vida. Muchas veces luego que se va mi marido con los chicos para la escuela, yo salgo para el trabajo (ya tu sabes donde) y cuando salgo por la puerta lo primero que hago es disfrutar la belleza natural que Dios nos regala a diario, cada amanecer es distinto y cuando sales y las nubes tapan un poco el sol y ves esos rayos de luz salir entre las nubes, eso es una obra de arte que no tiene precio. Doy gracias a DIOS por cada día, por la familia, por los hijos que son mi razón de continuar la lucha diaria y disfrutar el día. Luego cuando salgo de la urbanización paro un segundo frente a la iglesia y con la señal de la cruz nuevamente le doy gracias a Dios y le pido la serenidad, sabiduria y paciencia para poder lidiar con las situaciones que nos enfrentamos a diario y siempre con una sonrisa. Por eso me dicen que siempre estoy contenta, hay que ser feliz en la vida, disfrutarsela y vivirla en armonía haciendo el bien y dar el máximo aunque en momentos te quedes bruto y sin idea con algunas situaciones que se te presenta en la vida. Lo importante es que Dios nos bendice diariamente con cosas grandes y pequeñas que las tenemos que ver con el corazón para poder disfrutarlas, ser felices y dar felicidad al prójimo. Yo espero que esa persona a quien le diste una sonrisa, un saludo y una sencilla conversación valore que la humildad y las cosas sencillas no tienen precio, espero que su manera de ver la vida haya cambiado con esa sencilla conversación. Te felicito, Walde eres especial.

  3. Isolde

    Yo aprecio a mi Señor quien ha restuitido la Fé en mi, me está enseñando la Paciencia, la cual me ha devuelto la Confianza en mi misma. Este nuevo arcenal de mando encontrado en mi me da ánimo para la PERSEVERANCIA. Estas eran cuestiones las cuales les estaba dando la vista larga y no las apreciaba. Con el Señor a mi lado TODO lo puedo vencer!

  4. Wanda Hernandez

    Saludos Waldemar!
    Me encantó muy refresecante. Le doy gracias a Dios por mi familia y mis amistadas. Tambien le doy gracias por todo lo que tengo y por lo que no tengo también.

    Tremenda reflexión

  5. Koko

    🙂 Ante nada estoy agradecida a Dios, por tener en mi vida lo que necesito y darme lecciones.. cuando tambien las necesito, estoy agradecida porque soy una de las hijas favoritas de Dios, porque cada vez que tengo el “agua al cuello” el me envia un lazo para salir de esas, porque cuando veo a mi hija hoy de 11 anios miro hacia atras cuando estaba impedida de ser madre, y con la misma fuerza de caracter que tengo para enfrentar problemas de la mano de El, asi mismo nunca me trunque mi suenio de ser madre, y despues de 9 anios de intentos, EL me entrego un angel para que lo cuidara, es uno de SUS angeles, tu sabes que mi hija es una nena de necesidades especiales, y justamente el viernes me dieron una gran noticia de que va a ser nominada a nivel de la Florida como ejemplo de superacion en Educacion Especial desde que inicio hasta que este anio termina su primaria con muchos logros y etapas superadas.. solo eso me da fuerzas para seguir siendo mas madre, mas luchadora, y me compromete a ser mejor ser humano porque mi compromiso no es con los demas, no, mi compromiso es con Dios y eso, es de lo que estoy agradecida, SOY una de SUS hijas favoritas. Te quiero mucho mi amigo bello! Muah❤ Koko

  6. Maty García

    Querido Waldemar,
    ¡Que bello mensaje! Estoy muy orgullosa de ti. Eres un ser humano muy especial. Lo que escribes es muy cierto – la gente (y desgraciadamente pasa muy a menudo en Puerto Rico) ya no aprecia lo que Dios nos ha dado gratis – las bellas mañanas, el sol brillante, la lluvía de la noche y así puedo seguir interminablemente enumerando todas las bellezas de nuestra isla. Por otro lado, lo del saludo a un perfecto desconocido es muy cierto también. Como ya no se acostumbra, cuando lo hacemos nos miran como si fuésemos raros o medios locos. ¿Qué nos ha pasado? De verdad, que no sé pero extraño el Puerto Rico de ayer.
    Todo mi cariño para ti.
    Tu profesora de siempre,
    Maty García

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s