¿Quién ha impactado tu vida?

Alguna vez te has preguntado ¿Cuál ha sido el impacto que tú has tenido en la vida de alguien?

Esa fue la pregunta que me hice esta mañana al levantarme. Estaba buscando en mi caja de recuerdos –mi mente– un evento que me inspirara a escribir para el Blog y esto fue lo que apareció.

Mientras me hacía una taza de café directito del centro de la isla del encanto, me vino a la mente –como cuando uno está mirando los muñequitos y cuando están pensando de momento se le pararece una burbuja desde la cabeza– una situación particular que me acordé al ver unos álbumes viejos que estaba organizando.

La misma fue una de esas veces en donde estaba colgando de una soga a unos 100 pies de altura haciendo rapelling en el norte de PR, hace aproximadamente unos 10 años atrás.

La foto me remontó a un “incidente” que ocurrió esa mañana en donde un grupo de amistades acabamos de crear un grupo que una vez al mes hacíamos una serie de serie de eventos “aventurescos”.  Entre los que estaban escalar montañas, tirarnos de puentes pegado solo por una soga, zip lining, rapelling, body rafting, hiking, explorar cuevas, entre otras actividades.

Ese día en particular nos dirigíamos a explorar una nueva ruta en el pueblo de Lares, específicamente en una finca del primo de uno del grupo. Regularmente no llevábamos muchos autos, así que uno de mis compañeros me buscó bien temprano en la mañana a mi hogar.

Durante el trayecto empezamos hablar, desde cual iba a ser la ruta que íbamos hacer ese día; sobre el inventario que necesitábamos para cuando viniera el grupo; en donde íbamos a comer cuando saliéramos; de las muejres en nuestras vidas novias en el momento y entre otras cosas.

De momento el silencio invadió nuestro espacio y minutos después se ubicó en el asiento trasero del auto, ya que mi amigo de la nada dijo con voz seria y firme, que tenía que confesarme algo y que necesitaba sacárselo del pecho en ese momento.

Mientras el silencio se acomodaba en su nuevo espacio asignado en el auto, ya yo me veía en una situación difícil, ya que no sabía cómo reaccionar a ese comentario. Pero la que algunas veces se cree que se manda –la mente– se dió a la tarea sin mi permiso, a empezar a correr a mil millas por hora y repentinamente me ví en la “obligación” de darle cabida a que esa máquina de hacer pensamientos, especulaciones, ilusiones, fantasías y todas esas burundangas adicionales y empecé a asumir que podía ser lo que él me quería decir.

Los pensamientos se fueron como siempre de un extremo a otro, desde que cosas que él era capaz de hacer –no las puedo escribir aquí ya que lo identificaría– que le había sucedido algo trágico en su vida; que la novia se había acostado con otro; que la hija tenía cáncer; que la mamá estaba grave en el hospital; en fin, me pasaron cosas “sencillas” por la mente en cuestión de segundos.

Nuevamente el silencio que estaba en la parte de atrás del auto, se convirtió en el protagonista de la escena, por segundos hasta creí que el iba a colapsar de un ataque al corazón y que iba a tener que manejar con este manganzón inconciente o en estado crítico.

Al escuchar su respirar nuevamente, me dijo “tú has cambiado mi vida”, fueron las primeras palabras que salieron de su boca. De momento pensé que era una broma, que me iba a decir un chiste, ya que no era la primera vez que utilizaba esa táctica para cogerme de soquete.

Pero esta vez me equivoqué, en su conversación la cual duró prácticamente la mitad del viaje –unos 30 minutos– me expresó su gratitud de haberle enseñando una cosa básica y necesaria para el ser humano, el abrazar.

Si, así como lo lees, este ser humano de 28 años de edad, que pesaba casi 250 libras, divorciado, con dos hijos, empresario y uno de mis mentores en esto de los deportes extremos, me estaba confesando que le había enseñando a abrazar.

Hasta me confesó con lágrimas en sus ojos, que su padre jamás lo había abrazado y mucho menos besado desde que el tenía uso de razón. Que el contacto que había tenido con su padre se traducía simple y llamanamente en darse la mano y decirse hola ¿cómo estás?

Continuó diciéndome que gracias a nuestra amistad, el había aprendido que los hombres se podían demostrar amor mediante un abrazo, besos y que eso no era porque alguno de nosotros era “gay” –lo cual es un pensamiento retogrado y que para mí inconcebible–. De más está decir que ese momento marcó mi vida, ya que en un simple acto que es algo que me nace, había impactado –sin querer queriendo– la vida alguien.

El hecho no era que había cambiado la percepción de alguien, sino que por un simple acto que es tan natural para mí como el respirar y es parte de quien soy, de mi esencia como ser humano, había impactado positivamente a alguien.

Todo aquel que me conoce, sabe lo mucho que me gusta abrazar y besar, que soy muy expresivo con mi cuerpo, mis manos y con mi voz, hasta algunas amistades mías cuando me ven dicen…ahí viene el besucón.

Escribiendo esto me vino a la mente una anécdota curiosa en donde mi tío Paco (qepd) cada vez que lo visitaba, le decía a mi tía que por favor me dijera antes que llegara a la casa que no lo besara y/o lo abrazara –que como siempre me lo pasaba por donde no me da el sol y lo hacía–.

Los otros días sentado con ella cenando en el balcón en la casa que el construyó, ambos recordábamos como aunque él no le gustaba que lo besara y mucho menos lo abrazara, yo era el único que él privilegiado que él se dejaba hacer eso; porque me dijo mi tía que el me respetaba tal y como yo era, y que sabia que lo hacía con amor. No fue hasta que empecé a escribir esta columna hoy, que me di cuenta el impacto que cada uno de nosotros tenemos en la vida de otros de una forma directa y/o indirecta.

Ya sea por nuestra esencia como ser humano, nuestra bondad, nuestros sentimientos, nuestras acciones, las palabras que salen de nuestra boca, la puerta que le abrimos a una señora con bolsas en sus manos, la sonrisa que le dimos a la persona sin hogar que pide en la esquina, el buenos días que le dimos al que nos da el cambio en la caseta del peaje o los fastidiosos emails en cadena que le enviamos a alguien con un mensaje positivo.

Hoy te invito a reflexionar en  ¿Quién ha impactado tu vida? …tan pronto te llegue ese nombre a la cabeza, pregúntate ¿Si le has dado las gracias?, si no lo has hecho, te invito a que en este momento la llames, la visites y/o le escribas, ya sea una carta o email, diciéndole lo agradecido que estás por el impacto que ha tenido en tu vida.

Después que lo hagas, te garantizo que sentirás como tu alma se eleva a otro nivel y en ese instante habrás puesto tu granito de mostaza, para que esta existencia sea una mejor.

Nota: La foto de la nena abrazando el oso es cortesia de la artista Maria Jimena Almarza

4 thoughts on “¿Quién ha impactado tu vida?

  1. Monica

    Ahora te pregunto yo… ¿Quien ha impactado tu vida? Es bueno saber cuando uno causa una impresion en una persona y esa persona cambia para bien… Pero si fuera lo contrario… Que esa persona se tornó oscura y te responsabiliza a ti por ello, aun cuando sabes que no eres responsable… ¿Que harías? Y si fuese que una persona te hizo mucho daño y tu te recuperas y luchas para seguir hacia adelante… aun así,¿ le darías las gracias a la persona…? Yo no… Se puede mal interpretar la situacion y esa persona que te hizo tanto mal hasta podria llegar a pensar que estas validando sus acciones. Lo que SI haría sería le daría gracias a Dios por la experiencia, pues el haber pasado por ella es lo que te hace fuerte y luchador.

    SIN EMBARGO.. hay que reconocer las buenas acciones de otros, aun cuando sea un acto espontaneo que te hizo una mejor persona. Estoy de acuerdo contigo en eso! M

    1. Wow Mónica! Hoy llegó a éste artículo por una inquietud. El primer escrito que aparece en la segunda página de mi búsqueda en google.

      Tu comentario me hace repensar una experiencia. Cuando elejimos el reflejo equivocado del espejo en que nos miramos. Aún si una persona te saca o le sacas su sombra. La responsabilidad no es tuya sino de la otra persona, quien en lo que sea que esté sintiendo aún no puede ver el impacto que tu realmente has tenido en su vida. Quizás no puede de inmediato poner las cosas en perspectiva y su primera opción es responsabilizarte. Pero, por tu comentario reconoces que has hecho bien para con esa persona y eso es lo que te debe importar no su reacción.

      Si la relación con esa persona es buena tienes la oportunidad de ahradecerle. Cuando no es así se aprende amar en la distancia. Y esa as la experiencia que hoy tus palabras me recuerdan justo en el momento que se suelta el pasado en de lágrimas de Luna llena.

      Hace cuatro años ya de esa experiencia he logrado no solo in viaje en espiral al Centro de mi corazón. Mientras mas responsabilizaba a otrx persona mas alimentaba la determinación de conocerme mas y amarme mas. Con el tiempo pude darle las gracias, lamentablemente no en persona, pues ya inconsciente o conscienteme mis acciones garantizaban que aquella persona no se me volviera a acercar. Quizās es una de las personas a quien mās le esté agradecida en la vida aunque llegara en aparente destiempo.

      Gracias por tu comentario liberador.
      Bendiciones.

  2. Barbie

    Mi hijo, Francisco Emilio Schwarz Torregrosa! cuando llego a nuestra casa aquel piojito gordito, con ojos grandes y negros como azabache. Sus manitos y piesitos estaban encorbados gritando y suplicando por carino. Aquel 15 de octubre de 2005 jamas lo olvidare, bajamos las curvas de caimito con el pecho grande y a la vez asustados pues no sabiamos que iba a pasar de ese dia en adelante. Para mi fue como que la vida de momento tenia sentido. Los primeros dias recuerdo que estaba un poco restringida en mis caricias hacia este bebe que acurucaba en mis brazos y de momento me pregunte, que haces? porque no te entregas 500%? Tenia miedo que me quitaran ese bebe y tenia miedo de sufrir…. Pero (Sergio) no merecia eso, el ya habia sufrido un infierno en una barriga adicta a crack, a sus cortos 5 meses de edad habia estado hospitalizado 5 veces, y habia sido negado del amor y el calor de una madre. Mi corazon hizo “click”, me quite la ropa y le quite la ropa a Francisco, lo acoste en mi pecho para que sintiera mi calor y mi palpitar…. de ahi en adelante sabia que Francisco habia llegado a mi vida para darle un giro 180 grados y comenzar a vivir la vida. Mi hijo que no crecio dentro de mi vientre crece en mi corazon y es mi salvacion.

  3. Norma

    ¿Quién ha impactado mi vida?
    Al analizar tu pregunta, me he dado cuenta que por la vida conocemos a tantas personas que en ocasiones nos pasan desapercibidas, no nos damos cuenta el impacto que han hecho en nuestras vidas y en otras lo tomamos como dado. Probablemente muchas veces perdamos la paciencia y nos desesperemos ante una constante y fastidiosa situación o presencia de una persona, pero finalmente, como sucede con esos casos, aprendemos a convivir con ellos y la vez nos permite ser mejores personas y nos enseña mucho de nuestras capacidades y posibilidades personales. Seria genial si de vez en cuando nos podemos invitar a intentar una convivencia estratégica y pacífica con una situación o presencia especial y recordar que no estamos solo en esta situación, podemos pedir consejo y ayuda a tus amistades o familiares.
    La vida no es un pasillo por el que viajamos libres y sin obstáculos, sino un laberinto de pasajes en el que debemos hallar nuestro camino, perdidos y confundidos, una y otra vez atrapados en un callejón sin salida. Pero, si tenemos fe, Dios siempre nos abrirá una puerta que aunque tal vez no sea la que queríamos, al final será buena para nosotros.
    Cada uno de nosotros tiene su propia idea de lo que es el queso, y va tras él porque cree que la hace feliz. Si lo consigue, casi siempre se encariña con él. Y si lo pierde o se lo quitan, la experiencia suele resultar traumática pero, esto te ayude a afrontar el cambio y a tener éxito, sea lo que sea el éxito para ti. Por esto al pensar

    Impacto – aquel que hizo un efecto en tu vida y en otras vidas
    Descubrimiento – aquel que de una manera u otra te hace tomar conciencia
    Transformación – aquel que de una manera u otra te ayuda en el cambio
    Mi amigo W impacto mi vida al recomendarme un día a escribir para descubrir lo que siento y pienso. De esta manera podría ver con claridad ideas vagas que antes rondaban, ventilaban mis problemas, como también poner en orden mis ideas. Esto cuando lo utilizo es una fuente de energía que firmemente creo que finalmente puede enriquecer mi vida.
    Mi amiga Denise ha impactado mi vida con su amistad incondicional, sus palabras llenas de ternura y amor me llegan a lo más profundo. Cuando me siento triste, perdida, confundida, solitaria, en momentos buenos, duros y difíciles, siempre me acuerdo de ella, la llamo y sus palabras cariñosas de aliento me llegan al corazón. Con sus palabras visualizo a esa persona especial que soy, me hacen sentir mas fuerte, me han ayudado a levantarme y en momentos me han revivido. Amiga que no se pierde y que se acerca.

    El Amor de Dios ha impactado mi vida y se convierte en el refugio que me sostiene durante mi travesía por la vida. Su presencia fortalece mi espíritu, me rejuvenece, me revitaliza mi fe y la confianza puesta en Él me hace sentir como una gigante y muchas veces puede ser mi medicina.
    Creo que si vemos la vida de una forma objetiva el simple hecho de reconocer los estándares que operan en tu vida, las personas que están, han estado, pasan por tu vida y dejan una huella positiva o negativa, reconocerlos y aprender cuáles funcionan y cuáles obstaculizan tu camino, tienen el potencial de transformar tu vida.
    El simple hecho de reconocer los patrones que operan en nuestra vida, y aprender cuáles funcionan y cuáles entorpecen nuestro camino, tiene el potencial de transformar nuestra vida. Muchas veces nos olvidamos de vivir y solo subsistimos, que tontos desperdiciamos el mejor regalo Dios debe estar muy triste de ver que tontos hemos sido, esperando el futuro sin disfrutar el presente y así consecutivamente no vivimos el día a día.
    Hay que tomar conciencia y empezar a dedicarte más tiempo a ti misma, a pensar en lo que realmente quieres y qué pasos vas a dar para lograrlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s