¿Cuando fue la última vez que estuviste debajo de la lluvia?

Hoy mi día comenzó más o menos como siempre comienza, primero agradeciendo al Universo por el cuerpo que me da, por la abundancia en la que vivo y por las bendiciones de vivir un día más.

Acto seguido regularmente me visto, estiro y me voy a hacer mi caminata/correr diaria que me toma como una hora a una hora y media, dependiendo si incluyo hacer otros ejercicios de Fortaleza.

Pero últimamente mis días no han sido “normales”…jajajaja…me rio ya que cuando puse las comillas hice un retrospección a las pasadas semanas y esa palabra parece que ha desaparecido en mi vocabulario.

Bueno, en la mañana no me dio tiempo a hacer ejercicios, ya que me levante un poco más tarde de lo usual y me puse hacer otras cosas, entre una y otra cosas que estaba haciendo me dieron las 3:30 PM y fue cuando me dije, ¿hoy no vas a ejercicios?

Así, que solté todo y me di a la tarea de ponerme los tenis y me fui a la playa en donde por los pasados 10 meses hago ejercicios. Justo cuando llegue a la playa, vi una nube a lo lejos y me dije “esa nube esta lenta, creo que me va a dar tiempo de hacer las 3 millas y regresar a casa antes que caiga la lluvia”.

Durante los primeros 30 minutos todo estaba bien, un poco nublado, había mas viento de lo usual, pero no estaba cayendo ninguna gota de agua, así que continué corriendo.

Al llegar a la mitad del camino el viento empezó a subir su intensidad, mi gorra se estaba levantando, mis gafas se movían y el correr se estaba poniendo un poco difícil, la resistencia que el viento estaba hacienda era más de lo usual.

Pero, que podía hacer, ya era inminente, me iba a mojar/enchumbar, así que decidí seguir corriendo, de hecho de momento me pregunte ¿cuándo había sido la última vez que estuve debajo de un aguacero?

El viento siguió aumentando su intensidad y rápidamente empecé a sentir un calor en las piernas, como si las estuviera esforzando de más, así que decidí caminar por unos minutos.

Justo después de unos 3 minutos transcurridos, el cielo de la nada se puso gris oscuro, el viento bajo la intensidad y mi cuerpo me indico que ya era hora de correr nuevamente.

Empecé a correr y justo como unos 2 a 3 minutos de estar corriendo, sentí unas gotas que me cayeron en el brazo izquierdo y rápido pensé “esta lluvia no me va alcanzar, si acelero un poco el paso me da tiempo”…jajajajaja….hoy me di cuenta que no soy meteorólogo.

La lluvia empezó a caer lentamente, era como si estuviera jugando con mi cuerpo, comenzó a acariciar mi gorra, se sentía como si estuviera tocando bongo en mi cabeza.

Acto seguido mis brazos empezaron a sentir el rugido del viento y se le unió rápidamente la gotas que median por lo menos una media pulgada….así que me imagine lo que venía y de momento en custion de unos segundos me trasporte a cuando tenía unos 12 o 13 años y estaba en el parque de pelota de Villamar en Isla Verde.

Era un sábado y justo antes de comenzar un juego de pelota de pequeñas ligas, llego un aguacero que hizo que suspendieran el juego. Eran como eso de las 10 de la mañana y teníamos tanta energía y entusiasmo de jugar, que unos cuantos de nosotros del equipo de Los Lobos empezamos a sacar la mano del dougout y empezamos a jugar con el agua.

Nada en cuestión de unos minutos estábamos en el terreno de juego, corriendo debajo de la lluvia. Me acuerdo como la primera base del equipo Manolo “Nolo” vino y empezó a correr las bases y cuando llego a home se tiro de slide justo encima de un bache que había.

Ese simple acto, fue como si nos hubieran dicho a todo de nuestro equipo “síganme los bueno” como decía el Chapulín Colorado –…jajaja…de verdad que me estoy riendo a carcajadas el solo hecho de recordar el que empezamos todos los del equipo a correr las bases y tirarnos algunos de pecho y otros de slide cuando llegábamos a home–

Esa misma sensación de alegría, entretenimiento, de pureza de alma, fue la que sentí en el día de hoy cuando estaba corriendo hacia mi casa por la playa. Una sensación de libertad, de volver hacer niño nuevamente y no pensar en ningunas consecuencias, enfermedades, situaciones particulares…solo estaba viviendo el momento, viviendo esa experiencia tan maravillosa.

Pero eso no se queda ahí, justo cuando estaba llegando a mi casa me encontré con un bache de agua (concentración de agua en la calle) y me puse a brincar, como hacen los nenes chiquitos cuando lo ven, es un acto automático en ellos.

Hoy ha sido un lindo día, lleno de gratos recuerdos de mi infancia al punto que me hizo actuar  como uno, que rico se sintió el ser libre de poder expresar lo que uno siente, sin miedo, sin ataduras, sin excusas.

Te exhorto a que en tu agenda separes una media hora durante el día de hoy y hagas algo que hacías cuando eras un niño/a.

Dale, te reto, a que experimentes lo que es ser un ser libre y lleno de alegría. Al terminar de hacerlo siente y date la oportunidad de experimentar quien eres.

[Miami, 28 de septiembre de 2009]

15 thoughts on “¿Cuando fue la última vez que estuviste debajo de la lluvia?

  1. isolde

    Waldemar,
    Bueno, el recibir tu correo me hizo recordar buenos tiempos y sentí alegría. Alegría de niño. Recordando viejas amistades, y momentos, dejándome llevar por la sensación que sentí en el momento de compartir con aquellos del entonces.

    Saludos y bendiciones

    1. Alfred Vilsmeier

      Hola Walde, me encanto la lectura, sabes que yo hago lo mismo, y seguro si alguien me ve por la calle me miran como diciendo y este loco??? la verdad me resbala por completo, esa sensacion de libertad es incomparable… chapotear bajo la lluvia… priceless!!!! un abrazo hermano, nos vemos pronto!

  2. Maila

    Gracias Walde por compartir y recordarme la alegria de ser niño otra vez….y que la vida se vuelve magica en las cosas simples y sencillas

    1. monica

      Me encanto, me parece que aveces no nos tomamos el tiempo para ver la lluvia caer o ver un cielo azul o sentir la brisa de la playa que te da en la cara y te hace sentir libre como el viento. Que lindo estar vivo y tener salud es el regalo mas grande que Dios nos puede dar.

  3. Margie Mejías

    Te pasaste, has hecho que yo también recuerde esos momentos de ver el aguacero llegar y decir a tu papá, dejame lavar el carro bajo la lluvia y lo mucho que uno terminaba como dicen, como un pollito mojado, y salian luego de lavar los carros bajo la lluvia continuar el juego. También me acordaste cuando mi hermano menor jugaba pelota y nosotros le gritabamos a los arbitros, cuchilleros, ciegos, no sabes por donde va la bola, en verdad que mucho uno se divertía y es verdad no nos importaba las consecuencias lo que nos importaba era disfrutar, pasarla super.

    Yo con mis hijos como lider de Boy Scouts me he mojado haciendo limpieza (recogiendo latas, botellas, basura, verdad con guantes) y los chicos a la misma vez que están haciendo una obra de servicio a la comunidad, la última vez que lo hicimos nos cogió un super aguacero que aunque un Boy Scout siempre tiene que estar preparado (con capa lista) nos mojamos y la pasamos super. Hemos tenido camping que ha sido bajo lluvia, es una experiencia super para ellos. Por eso continuaré como líder de Boy Scout junto con mi marido y mis 2 hijos para crear líderes del mañana.

    La próxima vez que vea lluvia me voy a la calle a jugar o lavar los carros con los chicos, luego te contaré su experiencia.

    Gracias por hacerme recordar excelentes momentos y reirme de las cosas que hacia. Esos tiempos son ORO, que pena que con la tecnología los chicos de hoy día desconocen lo mucho que se disfrutaba en la calle sanamente. En verdad que, tira y tapate, toco palo, guillotina, chico en bicicleta, escondite, entre otros eran juegos que creaban la unión, amistad, etc..

  4. Fantasticobuloso ! La personalidad de los humanos se compone de tres tipos de influencias o memorias: Las de tus padres(masculina y femenina) la de niño (tus propias y otras de amiguitos bien close) y la de adulto. Vivimos reaccionando a todo lo que nos sucede de una de esas formas aprendidas. Algunos escogen reprimir a su propio niño. Gracias a Dios mis padres nos enseñaron a nunca sentirnos avergonzados por actuar como niños en las situaciones que asi lo ameritan. Creeme, uso esto con Francisco todos los dias… En cuanto a la lluvia… recuerdo una vez estar en Ocean Park acostado en la arena y en la mitad de mi cuerpo caia un aparatoso aguacero y en la otra mitad me castigaba el sol. Increible… estaba en el mismo medio de sendas formas tropicales del tiempo…..

  5. Norma

    Gracias, por hacernos recordar esos momentos memorables
    y maravillosas de la niñez que de alguna forma u otra nos muestran formas en que hoy y aquí en nuestro mundo, a veces tan incierto, hay muestran de simpatía, de naturalidad, que nuestro futuro está más allá, al igual que las muestras de amistad que mantendremos entrañablemente en nuestros corazones.
    Que estos recuerdos nos hacen mas presente que el Amor es afecto, no se rinde, tiene bases de fe y paciencia; el amor no es orgulloso, no es celoso, no es malicioso, no lleva registros de errores o equivocaciones, el Amor es feliz con la verdad, con riza y con la sencillez.

    Lo que unas palabras de amor pueden decir y pueden contar
    con naturaleza de un vivir que nos brinda una sonrisa que nos ilumina el alma.
    Con el tiempo he sentido y comprendido:
    “Que el verdadero propósito de la vida, es simplemente el ser feliz y el disfrutar de tu vida.

  6. Oneyda.

    Hola Waldemar. Que agradable sorpresa el saber que te gusta escribir ( lo haces fabuloso).Me gusto tu relato,me hizo recordar momentos lindos de mi vida y a la vez me me llevo a reflexionar,que los roles que hoy dia jugamos nos alejan de disfrutar de las cosas hermosas que la vida nos ofrece,tales como esa de jugar bajo la lluvia,contemplar un bello atardecer,caminar a orilla del mar. En fin. Debemos seguir tus pasos y desprendernos de todas esas ataduras. Darle rientas sueltas a nuestros pensamientos y sentimientos. Bendiciones y deseo que sigas viviendo plenamente. Abrazos.

  7. Wanda Hernandez

    Estimado Waldemar
    Me encantó el escrito muy refrescante. Esto nos hace recordar que la vida es simple y se compone de recuerdos que atesoramos en nuestra mente y corazón.

  8. Koko

    Mi amigo bello,

    Sabes que al leer lo que tu has escrito, me puse a pensar cuando tenia como 8 o 9 años (historia antigua) que pasaba en casa de mis prima en un barrio de Cartagena, y cuando caian esos aguaceros que se inundaban las calles, saliamos a “bañarnos en la lluvia” nos poniamos debajo de los canaletes para que nos cayera el agua en un chorro fuerte en la cabeza, era una sensacion muy buena, pero no la habia recordado, pues ya de adulta la demasiada conciencia de lo que puede llegar a pasar me inhibe de disfrutar una refrescante lluvia, y que lastima porque asi como tu lo has vivido, son momentos de contacto con la naturaleza y contigo mismo.. Un abrazo enorme y muy fuerte.. y gracias por traer a mi memoria una epoca tan linda! Yo me he mojado, me he quedado en la playa de Hollywood en un 4 de Julio lloviendo a cantaros… pero no me sentia tranquila ahh.. bendita madurez… como me gustaria perderla de vez en cuando🙂

  9. Maricarmen

    Primero que nada, te envío un regaño por irte sin visitarme… next time. Al menos nos vimos y compartimos un buen rato con Divia y Rafa. Lo disfrute mucho. WOW!!! A la verdad es que si no escribes esto no me detengo a pensar que en un momento en mi vida hice lo mismo y disfrute de lo lindo. Me encantaba que lloviera para pedirle permiso a mami para bañarme bajo la lluvia. Claro esta que las pocas veces que me dejaba tenia que oir la letanía de que me iba a dar catarro! Por favor, catarro me podía dar en la escuela con todos los gérmenes que había. Eres un ser humano extraordinario. Gracias por traer a mi memoria los bellos momentos de la infancia que lamentablemente por la rutina y el ajoro con que vivimos no tenemos tiempo de recordar y compartir con nuestros hijos. Sabes? Nunca lo he hecho con Hiram Fabian y te prometo que la próxima vez le voy a dar la sorpresa y me voy a bañar con el en la lluvia. TQM.

  10. Hey kid…eres un bravo…..hace tiempo que no saco tiempo para gozarmelo debajo de un aguacero como un niño……pero me sacasates unas carcajadas de niña….nada más con visualizar tu recuento, me estuve riendo como loca…..gracias por eso 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s