Fulton County

Atlanta, GA — A la mañana siguiente, me comunique con mi exjefe (solo por unas semanas) Peter Jones, peruano de nacimiento, pero de nacionalidad internacional.

Su trayectoria profesional, le ha dado la ventaja de ver el mundo desde otra perspectiva, un poco más objetiva, ya que el periodismo, el cual ha sido su profesión por un buen tiempo, le ha dado esa oportunidad.

Este ex productor de CNN en español, entre otras posiciones que ha tenido en su carrera, nos conocimos muy brevemente en unas oficinas en Brickell Avenue en Miami, en más o menos septiembre u octubre del 2008.

En ese corto periodo de tiempo, creo que la honestidad, integridad, sinceridad y la amabilidad nos unió en solo unos días. En ese entonces el trabajo nos unió, pero debido a sus constantes viajes para poder cumplir con sus obligaciones paternales y amorosas, no nos dio en ese entonces, la oportunidad de conocernos en un plano personal.

Pero, como el Universo tiene un plan divino, el cual desconocemos y que por más que queramos saber cual es no se nos devela, hasta que estamos listos, me encontré con Peter en el restaurante brasilero llamado PICANHA.

Allí, aunque no estoy comiendo carne roja después de mi parálisis facial, me di como diríamos en PR una “jartera descomunal”.

Lo curioso no fue el almorzar, fue que por primera vez, desde que nos conocimos hace un año y medio atrás, estábamos los dos fuera de la oficina de Brickell, sentados de frente y con nada que nos atara profesionalmente.

Allí, en la ciudad la cual lo va visto crecer por los pasados años y de diferentes maneras, fue que vine a conocer el lado humano de Peter Jones. Un ser humano fascinante, un padre dedicado y entregado en cuerpo y alma a sus 3 hijas; un hombre enamorado de una dama que lo complementa como el refrán diría “como anillo al dedo” y un trabajador incansable.

Conoocí a un ser humano, que por más que la vida le ha dado cantazos, sorpresas, tormentas de rayos en días soleados, ha salido hacia adelante y con la frente en alto siempre.

Vive con en una “tribu”, digo esto ya que él es “Cacique” de una bella y amplia residencia en las afueras de la ciudad de Atlanta.

Junto a él y tan recientemente como hace unas semanas, llegó a esta “tribu” para complementarla, lo mejor que la ha podido suceder a él (por su puesto después de sus 2 retoños), llegó su “reina” proveniente del sur de la Florida, junto con una “princesa”. Esta unión se dió de una manera curiosa y cómica, que solo el Universo sabe el porque y ellos cuantan la historia con mucha alegria y pasión.

Para completar esta “tribu”, están dos hermosos perros, que creo que tienen más años de Matusalén y un gato que por creerse mono se quedó sin una pierna, pero que para el eso no ha sido impedimento para seguir cazando y llevándole al “jefe” sus premios preciados, entre ellos ranas, ratones y otras delicateses del área.

Termino mi entrada de hoy, diciéndoles que pase una noche extraordinaria, con una suculenta comida vegetariana, un exquisito vino, comiendo de postre unas galletas exquisitas, teniendo unas conversaciones profundas en momentos y en otros llenos de risa.

Así fue que en un abrir y cerrar de ojos la noche se acabó y ocurrió lo que siempre ocurre cuando el amor está presente, surgió el comienzo de una amistad.

Tuve la dicha de estar en presencia de dos seres iluminados, lleno de amor, de un compromiso inquebrantable y que tienen unas ganas de seguir viviendo al máximo juntos y lo curioso fue que en ese día, fui yo el testigo de este espectáculo.

GRACIAS a ambos por regalarme esa noche.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s