Tag Archives: acto de reflexión

La raíz de la Corrupción

corrupcionDiariamente escuchamos la palabra corrupción y automáticamente la asociamos con la política, contratistas o personas que están relacionadas a los gobiernos.

Ellos han sido catalogados como inversionistas políticos, gente que se aprovecha de su puesto para enriquecerse, ya que no importa quien sea el gobernante, ellos se mueven como el viento y no pierden.

Los invitamos a que hagamos un simple ejercicio, vean todas las noticias que puedan ver en un periodo de una semana, no importa el país. Se darán cuenta que no importa si está viendo un noticiero de España, Miami, Medellín, Argentina, Nueva York, Venezuela, El Salvador o en Shanghai, usted pudiera llegar a la conclusión que la corrupción esa una epidemia o un virus que se ha propagado a punto de ser una pandemia.

La Real Academia Española la define como una acción y efecto de corromper; en las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

Si se fijan, no estamos hablando de un grupo de personas en específico, esta reunión pudiera haberse dado en una empresa multinacional, en una junta de directores de una organización sin fines de lucro, en una agencia gubernamental o simplemente en una reunión de padres.

La percepción generalizada (aunque puede estar basada en una mentira) indica que “todos” los gobiernos son corruptos, y que es algo que desgraciadamente se ha comprobado una y otra vez, no importa el lugar del planeta.

La parte que más nos incomoda de lo que vemos a diario en cuanto a esas personas corruptas, es que no escuchamos una respuesta coherente el porque sucedió ese acto.

Si nos tomáramos el tiempo y analizáramos un poco, ustedes no escuchan las respuestas a las siguientes preguntas: ¿qué necesidad tenían cada una de las personas envueltas en la transacción o en el proceso ilegal en el que incurrieron?; ¿cual fue la ruta la que los llevó al punto del cual no se puede regresar?; ¿quién influenció a las personas envueltas para que podía ser eso una posibilidad?; ¿cómo fue ese proceso de compararse con los grandes intereses para robarse “legalmente” los millones como ellos hacen?; ¿cuáles fueron las consecuencias de sus acciones?; ¿cómo reacciono su familia y su entorno inmediato?.

Estas preguntas no son parte de las primeras planas o de los avances de noticias que vemos. Mucho menos vemos a quienes no fueron parte de ese proceso, de esa decisión que no fue obligada, ya que fue una pensada y premeditada que toma tiempo y esfuerzo para lograr realizar la misma.

Si fuésemos a echar culpas tendríamos que comenzar con los padres, abuelos, tíos y cualquier adulto que haya estado en contacto con esas personas de niño.

corrupcion_mxAsí es, no se sorprenda, ustedes pudieron haber sido una víctimas de esto y nunca hasta ahora se habían dado cuenta. Fueron actos tan sencillos como cuando les dijeron que mintieran que ellos no estaban en la casa si llamaba alguien o estaba en la puerta de la residencia. Fue cuando su tío se robó algo del supermercado y le dijo que no dijera nada.

Mas adelante fue el supervisor que se robaba los materiales de la oficina y le indicaba a usted que ellos nunca se darán cuenta o el compañero de trabajo que le pidió que le ponchara a la hora de salida en su ausencia.

Usted pudo haber sido testigo de cómo el policía detenía a alguien que no sigue las leyes de tránsito, y luego lo ve hacer la misma infracción sin consecuencias. Quienes no han visto a personas cobrando en efectivo que nunca reportan a las autoridades.

También está aquel que dice que está enfermo y porque pagó a unos cuantos corruptos, consiguió que le dieran la certificación de incapacidad en el seguro social y sigue trabajando por el lado cobrando en efectivo.

Nos preguntamos si usted hizo algo al respecto o solo fue cómplice silente de estos actos los cuales usted repudia vehemente cuando es el gobierno en donde suceden.

¿Usted se querelló, usted informó a las autoridades, al gerente de la tienda o le dijo algo a quien realizó el acto de corrupción a menor escala?.

Podemos seguir dando ejemplos de corrupción, pero lo malo es que no nos damos cuenta que la raíz de este mal que nos está arropando comenzó en cada una de esas decisiones que tomamos; en donde tuvimos la oportunidad de escoger entre hacer lo que era correcto para aportar a que este mundo fuese uno mejor o simplemente ser cómplices para que se siga propagando lo que tanto criticamos.

Hoy es fácil sentarse al frente de un televisor y decir que los gobiernos son unos corruptos, que desgraciadamente no tenemos opción y que esto no lo endereza nadie.

Pero que tal si comenzamos a no participar de esos pequeños actos diarios de corrupción, en donde nuestros valores son puestos a prueba.

Que tal si en vez de perpetuar lo que criticamos, aunque sean lo más insignificantes, comenzamos a tomar la decisión de no ser parte del problema y nos convertimos en propagandistas del cambio que deseamos ver.

Que tal si nos volvemos en doctores y arquitectos del mañana que anhelamos y dejamos de criticar y comenzamos a accionar en vez de reaccionar.

Que tal si detenemos la propagación de este virus ahora mismo.

Leave a comment

Filed under Espanol, Espiritual, Inspiracional, Life Coaching